Liberan a Dafne McPherson después de tres años en prisión

Imagen: Laura Hernández

ACTUALIZACIÓN: Dafne fue absuelta del delito de homicidio y liberada este 23 de enero. Había pasado tres años en prisión después de tener un parto fortuito en la sucursal de Liverpool donde trabajaba. Sus abogados analizan pedir la reparación del daño.

Imagen: Laura Hernández

En 2015, Dafne McPherson no sabía que estaba embarazada y y tuvo un parto fortuito en el baño de una tienda departamental. Su hija no logró sobrevivir y ella fue condenada a 16 años de prisión por su homicidio. A tres años de su encarcelamiento, en una audiencia llevada a cabo en el municipio de San Juan del Río, en Querétaro, Dafne por fin podría quedar en libertad.

Como señala el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, que ha acompañado a Dafne en el proceso, hoy se llevará a cabo la audiencia final del caso después de un receso de 24 horas. Como señalaron sus abogados, “la Fiscalía se ha quedado prácticamente sin ningún elemento, sin ninguna prueba”.

Desde el inicio, el caso de Dafne McPherson estuvo plagado de irregularidades. Las autoridades la han juzgado como un caso de homicidio y, sin embargo, se trata de un caso de violencia obstétrica. Después del parto, que ocurrió en un baño del Liverpool de San Juan del Río donde trabajaba, tuvo un desgarro perineal y entró en shock hipovolémico, por lo que perdió el conocimiento:

Tenía miedo, tenía mucho miedo. Hay cosas de las que no me acuerdo. Perdí el conocimiento. Cuando reaccioné estaba la enfermera, le abrí la puerta y ella me dijo que todo iba a estar bien. Me tuvieron más de una hora con los paramédicos diciéndome que me iban a ayudar, me tomaban de la mano, pero no hicieron nada. Cuando me llevaron al hospital dejaron a mi bebé ahí“, dijo a El País.

La defensa ha señalado que el personal de Liverpool no permitió el paso a la Cruz Roja a los sanitarios y solo dejó que el servicio médico de la tienda la atendiera. De acuerdo con su denuncia, el servicio privado no hizo nada por sacar a la bebé del inodoro ni por detener la hemorragia de Dafne. Finalmente, cuando por fin la llevaron al hospital, su bebé ya había muerto ahogada y ella iba escoltada por la policía.

El Ministerio Público de la Procuraduría de Querétaro la acusó por el delito de aborto. Sin embargo, al verificar cuántas semanas de embarazo habría tenido, acusaron a Dafne de homicidio calificado. Fue condenada a 16 años en prisión.

Los primeros abogados de Dafne no presentaron pruebas en su defensa. No se consultó su historial médico y personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la había diagnosticado con hipotiroidismo, pero nunca le hizo saber del embarazo. Además, durante su primera audiencia, Dafne fue llevada a otra sala por la crisis de ansiedad que presentaba. Así, no se supo quién se encontraba declarando en su contra.

En 2016, el propio fiscal Gustavo Dolores Acosta declaró, en una audiencia, que ni un perro hace eso, ni una perra. Que ve que su hijo nació y va a procurarle la muerte. Es por instinto”. Dolores Acosta fue suspendido de sus funciones durante 30 días.

Este 23 de enero, Dafne podría quedar en libertad ante la falta de pruebas para incriminarla por homicidio. Ella es madre soltera de una niña de siete años, a quien espera volver a ver y recuperar el tiempo perdido.