¿Cómo está la Cd. de México a tres años del gobierno de Mancera?

Ayer el actual Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentó su Tercer Informe de Gobierno frente a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). Se dijo dispuesto a defender el presupuesto de los programas sociales y pidió a la Asamblea trabajar juntos por el “desarrollo de la Ciudad“.

Durante la administración de Mancera, el PRD, partido que lo llevó al poder, perdió la mayoría en la ALDF. Muchos creen que esto se debe al “efecto Mancera“. No es raro, si tomamos en cuenta que el Jefe de Gobierno llegó con el 65% de la votación y hoy su aprobación oscila entre los 23 y los 25 puntos porcentuales.

En cambio, ahora la mayoría la ostenta Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador. Justamente al momento de responder a su Informe, el representante de esa bancada, César Cravioto, señaló:

“No todo en su gobierno es color de rosa, hay muchas cuentas alegres y mucho por rectificar. Acate el veredicto electoral y enmiende el camino. Cuente con nosotros para que ésta vuelva a ser la ciudad de la esperanza”

Las últimas palabras son una referencia clara al ex Jefe de Gobierno, López Obrador. Ni él, ni Marcelo Ebrad fueron al evento de la presentación del informe. El único ex Jefe de Gobierno presente fue Cuauhtémoc Cárdenas, quien cumplió con una presencia discreta en el recinto de la ALDF.

mancera informe2

El coordinador de Morena no anda tan descaminado, en efecto, no todo en el gobierno de Mancera ha sido color de rosa. Los casos de represión, el atropello de las obras públicas a los vecinos y los casos de corrupción han marcado el paso de Mancera por la Jefatura del DF.

Violación a los DDHH

La represión en la Ciudad de México durante la era Mancera comenzó desde el primer día. #1DMX 2012, o 1 de diciembre de 2012, estuvo marcado por un actuar excesivamente violento de los granaderos del Distrito Federal. Como resultado de los altercados de aquel día, Juan Francisco Kuykendall murió por una bala de goma disparada por la policía. La misma Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal señaló que hubo numerosas violaciones de Derechos Humanos contra los manifestantes ese día.

#1DMX fue el primer acto de represión del gobierno de Mancera, pero no el último. Los hechos de la noche entre el 25 y 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, cimbraron al mundo entero. Al grito de “Vivos se los llevaron, vivos los queremos“ miles de capitalinos se manifestaron en las diversas Acciones Globales por Ayotzinapa.

El panorama para los participantes de estas movilizaciones era de incertidumbre. En febrero de este año se registraron 13 detenciones arbitrarias por parte de la policía del DF. Algunos de los detenidos ni siquiera participaron en la marcha, simplemente pasaban por ahí. Después de algunos días, las detenciones se cayeron y los policías señalaron que los habían arrestado porque entre ellos se llamaban “compas“.

mancera informe3

Un mal gobierno

Probablemente el caso que más pesa sobre las espaldas de Mancera sea el de la corrupción en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México. Entre funcionarios y constructores se culparon por las fallas en la línea que finalmente provocaron su cierre indefinido en marzo de 2014. Los pasos elevados presentaban graves fallas que multiplicaban los riesgos de un descarrilamiento, lo que hubiera sido una catástrofe incalculable para la Ciudad.

Aunque la planeación del Línea 12  pertenece a la administración de Marcelo Ebrad, Mancera ha fallado en determinar quién tuvo la culpa de que el Metro fuera mal construido. Como responsable de las fallas se señaló al exdirector del proyecto Enrique Horcasitas, quien huyó a Miami y más tarde consiguió un amparo. La información al respecto ha sido clasificada como “reservada“. En cambio, las reparaciones han tardado más de un año y no hay certeza de qué fue lo que ocurrió o quiénes fueron los responsables.

El caso del multihomicidio de la colonia Narvarte también ha golpeado la administración Mancera. La actuación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal ha sido francamente deficiente. No sólo han sido incapaces de llevar una investigación que genere confianza, el mal funcionamiento de sus oficinas han provocado filtraciones que han perjudicado la imagen de las víctimas.

50917039. México, 17 Sep. 2015 (Notimex- Nicolás Tavira).- El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, a su llegada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, para rendir su Tercer Informe sobre el estado que guarda su administración NOTIMEX/FOTO/NICOLAS TAVIRA/NTA/POL/

La “revictimización“ que han sufrido los asesinados en la calle Luz Aviñón ha emanado directamente de la PGJDF. Se han presentado estudios toxicológicos, declaraciones parciales y pruebas contradictorias que apuntan a desacreditar y “culpar“ a los fallecidos. No sabemos qué intereses tenía la persona o las personas que filtraban información de la PGJDF, lo cierto es que todas ellas tenían el claro objetivo de atacar a las víctimas.

Por otra parte, la investigación está manchada con acusaciones de tortura por parte de las autoridades y una falta de certeza absoluta de lo que ocurrió en aquel departamento. A un mes y medio de los acontecimientos, la administración Mancera ha fallado en dirigir una investigación transparente que genere confianza en la ciudadanía. Al momento, la información al respecto se ha perdido entre notas contradictorias y la aprehensión de tres sospechosos que no parecen tener un motivo claro para hacer lo que se supone que hicieron. El gobierno del DF ha repetido una y otra vez que siguen todas las líneas de investigación, pero poco o nada se ha dicho de la línea que apunta al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, a pesar de que justamente es eso lo que más preocupa a los ciudadanos.

Por encima de los ciudadanos

No es fácil impulsar obras en la Ciudad de México. Cualquier proyecto implica molestias para los vecinos, cierre de calles y amenaza el frágil equilibrio en el que vivimos. No obstante, existe una gran necesidad de ellas para mejorar la convivencia y la movilidad.

El problema no es impulsar obras, hay que preguntarnos por qué se hace una obra y a quién beneficia. Este año Mancera presentó el llamado “Corredor Cultural Chapultepec“, una concesión de 40 años para empresas privadas con el fin de hacer un centro comercial elevado sobre avenida Chapultepec. Cuando el proyecto empezó a ser cuestionado y su necesidad puesta en duda, nos dimos cuenta que los vecinos no habían sido consultados, a pesar de que el proyecto los afecta directamente.

Como bien recordarán, cuando era candidato por el PRD y otros partidos, Miguel Ángel Mancera construyó su plataforma sobre la idea de las “decisiones por colonia“. Según su intención, se haría una ciudad que tomara en cuenta las opiniones y las inquietudes del mayor número posible de ciudadanos. No obstante, en este caso (que en redes se ha llamado #Shopultepec), se presentó un proyecto hecho para beneficiar a los grandes capitales e ignorar a los que viven en la zona. Mancera prometió hacer una consulta, pero sólo después de que la ciudadanía mostrara su descontento.

Otro proyecto tristemente célebre es el del llamado “deprimido de Mixcoac“, que pretende construir un túnel de dos carriles para unir lo 24 km de Circuito Interior. Mancera lo anunció como un espacio preocupado por la ecología y que mejoraría la movilidad de los peatones. No obstante, numerosos expertos han declarado que el deprimido hace justamente lo contrario, cortará más árboles de los que reubicará y los peatones quedarán “encerrados“ y con menos espacio.

mancera informe6

En respuesta, los vecinos de la zona se han mostrado reacios y han insistido en detener las obras. El Gobierno del Distrito Federal ofreció dialogar con ellos, pero una vez más, después de que el proyecto estaba armado y las obras a punto de comenzar. En ambos casos, las obras parece que responden a intereses privados, tanto en el centro comercial elevado sobre espacio público, como el deprimido que beneficia a las torres comerciales de la zona más que a los peatones.

Informe

Hace tres años, cuando Mancera entraba al Gobierno de la Ciudad de México, se le veía con confianza y hasta como un posible presidenciable para 2018. En las elecciones intermedias perdió la mayoría en la Asamblea Legislativa parta el partido que lo llevó al poder. Su aprobación decrece cada día y la participación de la ciudadanía en su administración parece menor y poco tomada en cuenta.

Por: Redacción PA.