Según Chong, Cisen no espió a activistas y hasta salvó la vida de políticos

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

En una entrevista con Carlos Marín, el ex secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong declaró que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) nunca fue utilizado para espiar a activistas mexicanos.

El gobierno federal fue señalado el año pasado de espiar a periodistas críticos con la administración de Peña Nieto y activistas de derechos humanos a través de un programa llamado Pegasus, desarrollado por israelíes. Cuando se le preguntó al respecto, Osorio Chong negó que el Cisen haya adquirido esa herramienta y que nunca espiaron activistas.

El Cisen sirve para cuidar al país, no para perseguir, nadie nos puede señalar absolutamente nada al respecto. Y, por cierto, nada más de pasadita, este sistema Pegasus no fue adquirido por el Cisen“, apuntó en la entrevista publicada en Milenio.

Además, el ahora precandidato del PRI al Senado señaló que gracias al Cisen fueron encontrados los delincuentes más buscados del país y que la dependencia de inteligencia logró evitar que varios líderes políticos fueran asesinados.

Ahora, el gobierno de Peña Nieto negó haber espiado a periodistas y activistas. Sin embargo, el New York Times reveló que desde el 2011, al menos tres agencias federales mexicanas han gastado casi 80 millones de dólares en herramientas de espionaje de una empresa de Israel llamada NSO Group. La compañía señaló que sólo le vende su software a gobiernos con la condición de que sea utilizada para combatir al terrorismo y el crimen organizado.

Carmen Aristegui, Rafael Cabrera, Carlos Loret de Mola y Daniel Lizárraga son algunos de los periodistas que fueron espiados con el programa Pegasus. También fueron investigados miembros del GIEI –investigadores independientes en el caso Ayotzinapa–, abogados del caso Narvarte, integrantes del Instituto Mexicano para la Competitividad y el Centro Pro, así como algunos políticos mexicanos. (Vía: El Economista)

Por otro lado, en cuanto a los políticos que no fueron asesinados gracias al Cisen, meses recientes han sido marcados por la violencia contra funcionarios.

En 2017, 19 alcaldes fueron ejecutados en el país y asesinaron a 11 periodistas, entre ellos Miroslava Breach, de La Jornada, y Javier Valdez, de Riodoce. A estos homicidios se suman las muerte violentas de políticos como Adolfo Serna Nogueda, quien aspiraba a la Alcaldía de Atoyac, Guerrero, y Saúl Galindo Plazola, miembro del PRD. (Vía: Sin Embargo)