Cienfuegos ofrece disculpas por torturas cometidas por el Ejército

El Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, ofreció hoy disculpas públicas por la tortura que cometieron unos militares contra una mujer.

El Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, ofreció hoy disculpas públicas por la tortura que cometieron unos militares contra una mujer. En días pasados, tras la circulación masiva de un video donde se puede ver a dos militares torturando a una mujer, la Sedena reconoció la autenticidad de los hechos y comenzó un proceso penal contra los implicados.

El día de hoy, el secretario emitió un mensaje dirigido a 30 mil militares de todas las jerarquías, reunidos en el Campo Militar No. 1-A de la Ciudad de México y, por vía satelital, a todos los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, en todo el territorio nacional.

En primer lugar, Cienfuegos hizo referencia a la indignación por los hechos, ocurridos hace casi 14 meses en Ajuchitlán del Progreso, Guerrero. Dijo también que “quienes actúan como delincuentes, no respetan a las personas, quienes desobedecen, no son dignos de pertenecer a las Fuerzas Armadas” (vía Sedena).

El secretario recordó que, al saber los hechos, la institución encargada de salvaguardar al pueblo mexicano actuó con presteza para castigar a los responsables. Asimismo, exhortó a toda la planta de personal militar a no permitir la repetición de este tipo de hechos.

En nombre de todos los que integran el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos se ofreció una sentida disculpa a toda la sociedad agraviada por este inadmisible evento (vía Sedena).

Cienfuegos solicitó a la ciudadanía mexicana a denunciar ante las autoridades competentes cualquier otro suceso de naturaleza similar, para ayudar entre todos a que se respeten y vigilen los derechos fundamentales de los ciudadanos. En su mensaje, el General de División les recordó a las tropas que su conducta debe ser intachable, tal y como lo indicó en días pasados el presidente del país, Enrique Peña Nieto, Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y Presidente de la República.

El compromiso de las fuerzas armadas del país es conservar la seguridad pública, en apego a la Constitución Política y en atención a las órdenes del presidente y las demandas de la sociedad.

“El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional y los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos refrendan al pueblo de México y a sus instituciones, su compromiso de lealtad, acatando estrictamente el estado de derecho y ratifican que en el presente caso y en todos los que personal militar vulnere la ley o los derechos humanos, se procederá con rigor y contundencia contra los responsables” (vía Sedena).

La disculpa pública del general Salvador Cienfuegos constituye un hecho sin precedentes en la historia reciente del país, cuando la confianza de la ciudadanía en el ejército mexicano y demás cuerpos de seguridad se halla profundamente vulnerada. Militares y policías han sido acusados en varias ocasiones de participar en hechos terribles de violaciones a derechos humanos, como lo muestran los casos de Ostula, Tlatlaya y Ayotzinapa.

¿La disculpa pública realmente implica un cambio al interior de estas instituciones o se trata de un ardid para limpiar la imagen de las fuerzas armadas?