Cesan a policía que agredió a un payaso en Hermosillo

Al agente Héctor Manuel Rivera Ojeda se le comprobó que participó en la agresión al payaso conocido como "Tony Tambor".
Hermosillo

La policía municipal de Hermosillo, Sonora, cesó de su cargo al agente Héctor Manuel Rivera Ojeda, luego de comprobarse que participó en la agresión al payaso conocido como “Tony Tambor”, la tarde del pasado domingo 20 de marzo.

Y es que de acuerdo con el reporte de la corporación, cuando se verificó el nombre del principal agresor en la base de datos de elementos adscritos al cuerpo policíaco, se confirmó que Rivera Ojeda, de 46 años, pertenecía a la misma.

Todo empezó cuando después de que uno de los niños perdiera en un juego que era parte de la rutina de “Tony Tambor”. Durante el juego llamado “papa caliente” –el cual consiste en pasarse un objeto mientras dura la música y cuando esta para, queda eliminado quien tenga el artefacto entre las manos–, el niño mantenía una mala actitud, aseguró Marco Antonio Vázquez.

“El niño estaba jugando, perdió y le invité a que se sentara. La madre se enojó por eso y se le llevó a su casa”, narró el actor. Ademas, “Tony Tambor” aseguró que podría perder la vista por la agresión.

Para cuando acabo su acto, según relató el payaso, llegaron “personas con aliento a alcohol y muy molestas”, que empezaron a golpearle, le tumbaron y le siguieron agrediendo cuando estaba en el suelo. Y en mitad de la golpiza, el payaso escuchó “que uno de ellos estaba armado”.

Sin embargo, de acuerdo con la versión que la madre del infante, Miriam Judith, proporcionó a la emisora Imagen Radio, el payaso hizo “maltrato psicológico” y “bullying” al niño. La madre aseguró que el actor llamó al niño “chamaco feo”, por lo cual Miriam Judith se llevó a su hijo del lugar y llamó a su hermano, tras lo cual llegó el grupo que agredió al payaso.

“Con mi propia cara estaba viendo cómo lo estaba maltratando”, comenta Miriam Judith, quien asegura tener “pruebas” y los testimonios de los vecinos, que le llegaron a pedir disculpas por la actitud del animador. A su vez, “Tony Tambor” negó estas acusaciones: “En ningún momento podemos agredir a un niño, somos payasos”. En la pelea se vio involucrado el policía municipal, que no se encontraba en funciones en ese momento, y que además resultó ser el padre de Miriam Judith.

Por su parte, Ramsés Arce Fierro, comisario general de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal, manifestó que no se tolerará ninguna acción indebida de parte de los policías municipales.

“Después de analizar el caso se determinó que Rivera Ojeda, actuó de forma indebida de acuerdo con su investidura como servidor público y como policía municipal, que está para servir y proteger a la población, por lo tanto procedimos a cesarlo de manera inmediata”, señaló.

Asimismo, payasos y defensores de los derechos humanos se manifestaron  frente al Palacio Municipal de Hermosillo para exigir justicia por la agresión de la que fue víctima “Tony Tambor”. 

“Resulta indignante este tipo de incidentes en perjuicio de artistas, de ustedes, que son icono y forman parte de nuestra cultura. Vamos a defenderlos”, declaró Rivera Ojeda.