Brote de chikungunya amenaza México

Hasta el momento se han registrado más de 3 mil casos en 16 entidades diferentes de la República. Esta enfermedad provoca fuertes dolores articulares, fiebre, dolores musculares, erupciones cutáneas, entre otros padecimientos.

En este 2015 ya van 3 mil 306 casos de chikungunya distribuidos en 16 entidades de la República, según Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de Salud de la Secretaría de Salud, sin que al momento se haya registrado ningún deceso causado por dicha enfermedad. El número es alarmante, tomando en cuenta que el año pasado tan sólo se dieron 155 casos.

Las entidades afectadas son Coahuila, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Colima, Nayarit, Morelos y Estado de México, agregó Kuri Morales.

El chikungunya es una enfermedad viral transmitida por picadura de mosquito. Según la Organización Mundial de la Salud:

“La fiebre chikungunya se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, generalmente acompañada de dolores articulares. Otros signos y síntomas frecuentes son: dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas. Los dolores articulares suelen ser muy debilitantes, pero generalmente desaparecen en pocos días“

No existe cura y el tratamiento generalmente se enfoca en aliviar los síntomas, específicamente los dolores articulares. El primer brote registrado de esta enfermedad se dio en Tanzanía en 1952, donde se le dio el nombre de “chikungunya“, del idioma kimakonde, que significa “doblarse“. Generalmente la enfermedad se da en África y el subcontinente indio, pero recientemente también se ha extendido a Europa y las Américas.

El subsecretario Kuri Morales aseguró que el monto para educación, promoción y control del vector asciende a 719 millones de pesos. Mientras que el Sistema Nacional de Vigilancia Epistemológica ha extendido sus operativos en los estados afectados más Sinalora, Sonora y Baja California Sur.

Con fines preventivos, se recomienda cuidarse de los lugares propicios para criar mosquitos, como charcos, cubetas o recipientes dejados a la intemperie. Asimismo es conveniente usar pantalones y camisas que cubran la mayor parte de la superficie de la piel, así como hacer uso de repelentes y mosquiteros.