¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿En Tamaulipas los policías estatales le disparan a los civiles?

Se han invertido cerca de 5 mil millones de pesos en materia de seguridad en la entidad
"No dispares bebé a bordo", automovilistas piden a sicarios no ser atacados (Imagen: El Segundero)

En Tamaulipas los automovilistas ponen mensajes para advertir tanto a sicarios como autoridades que no son miembros del crimen organizado. “No dispares bebé a bordo” o “Somos familia, no delincuentes”, pueden observarse.

También te recomendamos: ‘Narcopayasos’ patrullan Tamaulipas (video)

Recientemente se registró la agresión con arma de fuego en contra de un joven ingeniero en Tamaulipas. Presuntamente el viernes siete de febrero, medios puntualizan que el ocho de febrero,  Juan Daniel Ortiz de 23 años se dirigía a la tienda en su camioneta en Primero de Mayo, Ciudad Río Bravo, en Tamaulipas.

Presuntamente un grupo de Policías Estatales confundieron al joven ingeniero con un narcotraficante y comenzaron a perseguirlo. Posteriormente, le dispararon cerca de 50 veces. En medios se asegura que se han realizado diversas movilizaciones para denunciar los hechos, asimismo, al funeral acudió el alcalde de la ciudad.

Presuntamente uno de los padres de la víctima le llamó a su hijo y escuchó las suplicas de su hijo. Hasta el momento se desconoce si existe una investigación en contra de los policías federales quienes aseguraron que habían encontrado armas en el auto del joven de 23 años; esta versión fue desmentida por su familia.

Él salió a la tienda, como se tardó unos 15 minutos y yo escuché detonaciones, le marqué y me contestó a la segunda vez, y escuche que gritaba que no le tiraran, peros e seguían oyendo balazos, y salimos corriendo, y al llegar todavía seguían disparando a la camioneta. Ese fue una asesinato, esos policías me arrebataron a mi hijo porque lo confundieron”. (Vía: Infobae)

La familia aseguró que emitirá una denuncia ante la Fiscalía General de justicia de Tamaulipas. En redes circulan videos que reflejan lo sucedido. Tras este suceso se han captado imágenes de vehículos que portan frases en sus vidrios para que los miembros de la delincuencia organizada ni las autoridades los confundan con sicarios o narcotraficantes.

Entre los mensajes también puede leerse ‘no me dispare’, ‘no tengo dinero, no me secuestre’ o ‘viajo con mi niño de seis años’. Hasta el momento de la redacción de esta nota las autoridades no se han  pronunciado al respecto.

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca  realizó una gran inversión en seguridad pública cercana a cinco millones mil millones de pesos. Aseguró que se instalarían más de cuatro mil cámaras de vigilancia en diferentes puntos. Hasta el momento no se sabe si estas medidas han disminuido la inseguridad.

Con información de: La Vanguardia