Así es como Fox se beneficiará con la Reforma Energética

Como recordarán, uno de los que anduvieron más insistentes con la Reforma Energética fue el expresidente Vicente Fox. El asunto parecía opaco entonces, ¿por qué un expresidente panista apoyaba tan calurosamente a un presidente priista, incluso desde su campaña? Bueno, ahora sabemos por qué.

Resulta que Vicente Fox acaba de firmar un contrato con el empresario norteamericano Aubrey McClendon “para explorar las vastas oportunidades de exploración y desarrollo que ofrecen abundantes recursos de petróleo y de energía de gas de México”; según se lee en un comunicado de prensa.

McClendon es el conocido CEO de la empresa American Energy Partners, actualmente bajo una demanda por estafa en el pago de regalías a 400 propietarios en Jefferson, Ohio. Pero la carrera de “míster” McCledon no empezó ahí; hasta hace unos años era CEO de Chesapeake Energy, empresa también demandada por los mismos motivos, pero en Texas.

Hace algunos meses, el expresidente favorito de nadie, Fox, fue a Texas a buscar inversionistas, y declaró:

“Los costos laborales más baratos en México y la disposición del gobierno a aceptar menor pago de derechos que los propietarios estadounidenses, haría la perforación más barata en México que en Texas”

Ahora Fox es dueño de la empresa Energía e Infraestructura México, y se prepara a hacer millones con la Reforma Energética que tanto aplaudió en el pasado.

De acuerdo a un artículo publicado en DeSmoge Blog, y firmado por Steve Horn, Wikileaks habría filtrado documentos en los que se decía que Fox habría trabajado muy duro para allanar el camino de Peña Nieto en pos de la privatización del sector energético en México, incluso fue a Canadá como presidente para ofrecer “expandir” el negocio de la energía hacia nuestro país. Como vemos ahora, su intención no estaba en mejorar la economía mexicana, sino en mejorar su propia economía.

El nuevo trato de Fox con American Energy Partners promete ser muy lucrativo para él, y muy peligroso para los propietarios de las tierras sobre las cuales quieran hacer negocios.

Hay dos lecciones importantes que podemos sacar de todo esto. Primero vale la pena recordar que DeSmogBlog fue el mismo medio que anunció que según las filtraciones en el correo de Hilary Clinton, su oficina ayudó a redactar la Reforma Energética de México. Aunado a los cables de Wikileaks, nos hace pensar que todo este asunto se viene cocinando desde hace años bajo la cooperación de políticos y empresarios mexicanos y estadounidenses. Los beneficiados directos, evidentemente, no seremos nosotros los mexicanos que no somos millonarios (y ustedes que pensaban que el peor candidato estadounidense para México era Donald Trump).

La segunda lección es que parece que la clase política está pensando en sus intereses personales antes que en sus gobernados a la hora de planear y aprobar las Reformas Estructurales. Recuerden la lección de Fox presidente y luego empresario la próxima vez que les digan que las reformas van a “mover a México”.

Por: Redacción PA.