Asesinan por la espalda a líder de Morena en Oaxaca

Enrique Quiroz, delegado del partido Morena en Oaxaca, y dos líderes sindicales fueron asesinados en la región por comandos armados.

Enrique Quiroz, delegado del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Oaxaca, fue asesinado en la región por un comando armado. La Secretaría de Seguridad Pública confirmó tras investigaciones que un grupo no identificado planeó una emboscada contra Quiroz en la entrada a un aserradero ubicado en Santiago Huaxpaltepec.

 

El homicidio del dirigente de Morena ocurrió pasadas las 19:00 horas según datos de la Fiscalía General del Estado en el municipio de Huaxpaltepec, Quiroz habría recibido por lo menos 4 disparos (vía La Jornada).

Poco tiempo después, en una zona conurbada de la capital de Oaxaca, fueron asesinados Carlos Alberto Luis López, secretario adjunto del sindicato “Libertad” y Ezequiel Castillo Velasco, secretario de comercio de la misma organización, tras participar en un encuentro deportivo realizado en el municipio de Tlalixtac de Cabrera.

De acuerdo con declaraciones, las tres personas fueron masacradas a manos de sicarios pertenecientes a grupos de crimen organizado. En respuesta a estos dos últimos ataques, integrantes del sindicato bloquearon diversas avenidas y carreteras oaxaqueñas para exigir verdad y justicia.

Uno de los escoltas de los sindicalizados resultó herido en el atentado y permanece resguardado. A pesar de que su estado de salud es grave, las autoridades esperan su pronto restablecimiento para que rinda testimonio de los altercados.

Los hechos ocurrieron horas antes de que comiencen las campañas políticas para la gobernatura de Oaxaca el próximo domingo 3 de abril. De acuerdo con algunos medios, la unión de trabajadores “Libertad” guarda relación con figuras públicas del Partido Revolucionario Institucional y mantiene una fuerte tensión con los integrantes de la Confederación de Trabajadores de México (vía Expansión CNN).

Las elecciones a gobernador se efectuarán el siguiente 5 de junio, con el objetivo de renovar los cargos de gobernador y de dirigentes de 25 distritos electorales y 153 municipios. En las condiciones dadas, ¿será posible el ejercicio democrático de elección? ¿Qué intereses existen en la región, suficientes para provocar estos actos violentos de cara a un cambio político importante?