Arquidiócesis niega relación con el sacerdote con VIH que abusó de menores

Desde el fin de semana del 17 y 18 de septiembre, circuló información a través de la web del grupo Anonymous México, en donde se señaló que un sacerdote identificado como José Ataulfo García, quien además es portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), fue absuelto por la Arquidiócesis a pesar de haber confesado que abusó sexualmente de por lo menos 30 niñas indígenas en Oaxaca. (Vía: SinEmbargo)

De acuerdo con la información, el pasado mes de julio el sacerdote confesó haber abusado de decenas de niñas, de entre cinco y diez años de edad, siendo portador del VIH. Lo que se dio a conocer luego de que los padres de dos menores pusieran una denuncia en su contra.

Luego de que la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe de México indagara sobre el caso, resolvió que Ataulfo García estaba “libre de cualquier acusación”. (Vía: SinEmbargo)

Anonymous México aseguró que Ataulfo García es parte de una lista larga de sacerdotes pederastas en México.

Después de una investigación que llevó a cabo el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), la Arquidiócesis mexicana declaró que “en la Diócesis que conforman la provincia de Oaxaca no existe el registro de tal ministro”. (Vía: SinEmbargo)

De acuerdo con el SIAME,

“Fue la publicación ‘Hablemos de México’ la que hace unas semanas, tras la oposición de la Iglesia Católica a las iniciativas presidenciales para aprobar el mal llamado ‘matrimonio igualitario’ en todo el país, amenazó con publicar una supuesta lista de sacerdotes y obispos homosexuales en la que figuraba este personaje” (Vía: El Financiero)

El director de la Comunicación Social de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar Romero, declaró que “este supuesto sacerdote ni pertenece a la Arquidiócesis de México ni mucho menos ha sido absuelto, como afirman de forma irresponsable y maliciosa la publicación”. (Vía: El Financiero)

En México, además de éste, existen otros casos y otras denuncias contra miembros de la Iglesia Católica en los que las autoridades no han intervenido y los responsables no han sido juzgados. (Vía: Sin Embargo)

Publicidad