Aprobaron el matrimonio entre homosexuales en Colombia

El día de hoy es muy importante en la historia colombiana, ya que esta norma representa uno de los avances sociales más destacados del país.
Colombia

La Corte Constitucional de Colombia aprobó este jueves 7 de abril el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Esta norma salió adelante con seis votos a favor y tres en contra. Hay que destacar que Colombia es el cuarto país latinoamericano en tomar esta decisión después de Argentina, Brasil y Uruguay.

El día de hoy es muy importante en la historia colombiana, ya que esta norma representa uno de los avances sociales más destacados del país después de que en noviembre se aprobase la adopción entre parejas del mismo sexo. Cabe mencionar que esta decisión representa un duro un golpe a la parte más conservadora de la Corte.

Y es que el magistrado Jorge Ignacio Pretelt sostenía que las parejas gay no podían contraer matrimonio ya que, para él, esa figura solo estaba autorizada en parejas heterosexuales. Sin embargo, la comunidad homosexual colombiana obtuvo, en una decisión que se prolongó varias semanas, un nuevo logro en su lucha por la igualdad.

El alto tribunal les reconoció el matrimonio civil que, hasta ahora, solo podía hacer ante un juez bajo el rótulo de unión solemne, una figura que generó un vacío legal, motivo por el que varias organizaciones LGTBI se unieron para solicitar que se regulara.

Y aunque debía ser el Congreso de la República el que, a través de una ley, legislara sobre el tema, el plazo que le dio la Corte Constitucional para hacerlo venció.

Desde el año 2011, cuando el alto tribunal reconoció que las parejas de homosexuales son familia y que el Congreso debía regular el matrimonio igualitario, apenas se había avanzado en el caso. Los parlamentarios habían archivado los proyectos que habían intentado estudiar el tema.

Por eso, ante la inexistencia de leyes claras, algunos jueces permitieron a al menos 50 parejas unirse en matrimonios civiles en los dos últimos años, mientras que otros optaron por realizar “contratos” que dejaban en un limbo legal a quienes buscaban formalizar su unión.

Con la decisión de este jueves, la Corte extiende la figura de matrimonio a todos los géneros y ningún notario o juez de de esta nación podrá negarse a celebrar ese tipo de uniones.