AMLO llama ‘prensa fifí’ a Reforma

El titular de Reforma este 29 de agosto abordaba los reparos de Ricardo Monreal sobre la elección del candidato de Morena a la gubernatura de la CDMX que terminó por favorecer a Claudia Sheinbaum.

Aunque Morena alegó que la decisión se tomó a partir de una encuesta y el mismo Reforma publicó hoy los resultados del estudio, Monreal declaró y sugirió a múltiples medios y de múltiples formas que la elección de la actual delegada de Tlalpan fue un dedazo.

Desde el mismo día en que se informó que Sheinbaum había sido elegida, Monreal tuiteó en contra de la encuesta que lo dejó en tercer lugar. Mañana definirá si sigue o no en Morena luego de haber declarado que se fue del PRI en un principio por los dedazos, al mismo tiempo que exige transparencia al partido que dirige López Obrador.

Esas declaraciones hicieron que Andrés Manuel López Obrador perdiera los estribos en Twitter y nombrara a Reforma “prensa fifí”.

(Breviario cultural: la gente que alcanzó la vida adulta en el siglo XX usa “fifí” como apócope de “finolis” que, a su vez, es una burlona variación popular del adjetivo fino; es decir, ‘fifí’ es fresa.)

Twitter ha hecho burla y comentario del tuit de López Obrador, sobre todo de los tres adjetivos con los que califica al periódico que tiene sus oficinas sobre Avenida Universidad: ‘fifí, alquilada y deshonesta’.

El tuit de López Obrador se ha prestado, ante todo, para que aparezca en el horizonte esa vieja comparación que acarrea desde hace un año: “Obrador es el Trump mexicano“, empezando por Ríos Piter que se siente el Macron mexicano nomás porque una señora fifí se lo dijo.

Sea cierto o no, ahora mismo muchos consejeros y simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador deben preguntarse por qué el líder de Morena no se guarda esos comentarios en lugar de ponerse el pie en público.

Ante el descontento actual de los que bien podrían votar por él el próximo año, AMLO debería verse al espejo y preguntar: ¿por qué tienes que ser así?

Publicidad