AMLO dice que él no tiene nada… pero, ¿y su esposa e hijos?

La ley 3de3 ya también alcanzó a Andrés Manuel López Obrador, líder del partido Morena, quien, cuando esta iba a entrar en vigor dijo que era “una tomadura de pelo” y que no acabaría con la corrupción.

A pesar de su opinión inicial sobre dicha ley, el tabasqueño difundió su declaración patrimonial a través de las redes sociales, acompañada por un video en donde explica que él no cuenta con propiedades como inmuebles ni autos porque se los cedió a sus hijos y a su esposa.

En su declaración, López Obrador asegura tener ingresos por 600 mil pesos al año, no tener ningún inmueble y tan solo un auto. ¿Cómo se deslinda el ex candidato presidencial de sus propiedades? Hay que analizar los bienes que declara su actual esposa.

“Realmente no tengo bienes materiales; ya lo que tenía lo cedí, lo entregué a mis hijos, a los hijos mayores, desde que falleció Rocío (primera esposa), se les entregó lo que les correspondía. Y a Jesús Ernesto [su hijo menor] también ya le entregué la casa que me heredaron mis padres en Palenque, es una quinta de alrededor de 13 mil metros cuadrados, una hectárea con 3 mil metros”, explicó en el video difundido en sus redes sociales. (Vía Sin Embargo).

De acuerdo a lo que afirma López Obrador, hizo su declaración patrimonial para evitar calumnias y especulaciones, ya que “la derecha es muy dada a querer igualar a todos”.

Dentro de los bienes declarados por AMLO sólo hay una cuenta de ahorros menor o igual a 100 mil pesos en el banco Afirme. También defiende que no recibe ningún ingreso por actividades profesionales o empresariales, y que todo lo que percibe económicamente viene de las regalías de los libros que ha escrito y de las conferencias que ha dictado.

Por su parte, Beatriz Guillén Miller, esposa de López Obrador, declara que el año pasado ganó 570 mil pesos, que tiene cuatro propiedades (una casa en CDMX, un departamento en Puebla, un terreno en Puebla y una casa en Chiapas).

Las declaraciones patrimoniales que hemos visto por parte de políticos y funcionarios públicos, ¿realmente están contribuyendo en algo a detener la corrupción en México?