Alcalde en Sinaloa se vacuna contra COVID-19 y hace fiesta de cumpleaños

El alcalde de Escuinapa se vacunó, por lo que removieron al director del hospital que lo permitió, y luego festejó con decenas de invitados
(Imagen: Twitter)

El alcalde de Escuinapa, Sinaloa, Emmett Soto Grave, y su esposa, Liliana Canizales de Soto, organizaron una fiesta de cumpleaños a la cual invitaron a decenas de personas. El evento se realizó la tarde del jueves, donde tuvieron a un grupo musical de Rosario amenizando el lugar. Soto Grave recientemente se aplicó la vacuna contra la COVID-19, antes que otros médicos de primera línea.

“Está festejando porque ya está vacunado”, dijo una vecina al periódico Noroeste.

Durante la fiesta, señala el diario, no se respetaron las medidas sanitarias ante la pandemia por la COVID-19. De un lado del salón de fiestas estaban juntas las mesas y del otro lado estaban más dispersas.

De acuerdo con el secretario de Escuinapa, Saúl Acosta, era una fiesta familiar.

“Se me hace raro porque hay otras fiestas y no creo que [los medios] anden verificando”, declaró Acosta al periódico. “El alcalde es un ciudadano que está cumpliendo con las medidas correspondiente en local y así está festejando. En la cabecera municipal hay tres fiestas más, las cuales los medios en compañía de Protección Civil podrían estar revisando”.

Fiesta de Soto Grave. (Imagen: Noroeste)

Agregó que solo porque Soto Grave esté haciendo una fiesta no significa que no esté cumpliendo con las medidas sanitarias ante la pandemia. Tampoco significa que esté confiado por estar vacunado.

Al día siguiente, el presidente municipal aseguró que era su fiesta de cumpleaños. Añadió que solo estuvieron presentes familiares y amigos en el salón con cupo para más de 200 personas. Además, reprochó que los medios cubrieran el evento.

“El amarillismo en las noticias está a todo lo que da, les dan su dinerito para que hablen mal del que está sentado”, declaró.

Recibe vacuna antes que médicos de primera línea

La fiesta del alcalde se da luego que el 15 de enero recibiera la vacuna contra el coronavirus. El edil recibió el antídoto sin ser personal de salud de primera línea y antes que trabajadores del Hospital General de Escuinapa, acusaron trabajadores del centro médico.

Luego que el director del nosocomio, Wilfrido Delgado Pardo, confirmara la inoculación al alcalde, fue removido de su cargo. Según el funcionario, Soto Grave atiende el hospital también.

Publicidad