Alcalde de Morelos presentó controversia ante la SCJN por Mando Único

Los ministros de la SCJN explicaron que una vez recibida la controversia se inicia un camino jurídico que podría tardar meses en resolverse.
SCJN

El alcalde de Tlaquiltenango, Morelos, Enrique Alonso Plascencia, interpuso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la primer controversia constitucional contra la instalación del Mando Único en el estado. El recurso jurídico, que de ser aceptado, podría ser discutido por los ministros en los próximos meses. Alonso Plascencia, alcalde por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), realizó la advertencia de que en los poblados de la sierra, los habitantes están dispuestos a “actuar” contra la imposición del Mando Único. “Sus armas son machetes y palos, y los van a utilizar”, afirmó el Edil.

Sobre el Mando Único, el gobierno de Tamaulipas aseguró que ha dado resultados; en Guerrero se analiza su aplicación y en Hidalgo sugieren el modelo de “Mando Coordinado”. El recurso fue promovido contra la decisión de Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, gobernador de Morelos, también de extracción perredista, de disolver la policía municipal en esa entidad e imponer por decreto el Mando Único.

La decisión del gobernador fue asumida tras el homicidio de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, el pasado 2 de enero y aplicable para 15 de los 33 municipios de ese estado. Hasta ahora, solo las autoridades de Tlaquiltenango han impugnado.

En la controversia promovida por el alcalde el día de ayer, se advierte que esta imposición viola los artículos 21 y 115 de la Constitución y deja en estado de indefensión y vulnerabilidad a los municipios. Asimismo, Alonso Plascencia declaró que él es una autoridad electa por los ciudadanos y que son los propios ciudadanos quienes se oponen a este modelo, pues aseguró que los agentes de este cuerpo de seguridad cometa abusosPor su parte, los ministros de la Suprema Corte, explicaron que una vez recibida la controversia, se inicia un camino jurídico que podría tardar meses en resolver el recurso, primero de su tipo que llega a la SCJN.