51 lenguas indígenas se encuentran en peligro de desaparecer

El Director General Adjunto Académico y de Políticas Lingüísticas del  El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), Antolín Celote Preciado, convocó a la sociedad a preservar las lenguas indígenas nacionales pues ellas son, señaló, conocimiento, cultura y tradiciones en las que México se ha sustentado. (Vía: Inali)

De acuerdo con el diario El Universal, 51 idiomas originarios, de los 64 que en la actualidad se encuentran en mayor riesgo de extinción, podrían desaparecer completamente.

Los datos que recaba el Inali, muestran que de las 364 variantes lingüísticas que existen, 185 de ellas están en riesgo no inmediato de extinción, 72 en peligro mediano y 43 en alto riesgo. Además, de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) otras 64 se encuentran en muy alto riesgo debido a que cuentan con menos de 100 hablantes. (Vía: El Universal)

El diario realizó una visita a cinco comunidades en las que se habla kiliwa, oluteco. kaqchikel, mochó y odami tepehuano, y comprobó que el promedio de edad de los hablantes rebasa los 70 años de edad. En su recorrido contrastó las cifras del INEGI con la realidad de las comunidades y se encontró que, por ejemplo, en el caso de la lengua kiliwua, en el Valle de la Trinidad, en Ensenada, Baja California, hay registrados 194 hablantes, pero el diario sólo halló a 5 personas.  (Vía: El Universal)

Celote Preciado, señaló que las lenguas se encuentran amenazadas debido a la poca presencia que tienen en los medios de comunicación y el ciberespacio, porque no han sido tomado en cuenta por diversas instituciones públicas. Otra razón son las políticas monolinguales, que provocan que padres dejen de transmitirlas a hijos y en las situaciones en las que aún se transmiten, son relegadas tan sólo a los ámbitos familiares o comunitarios por lo que su uso se ha disminuido.  (Vía: El Universal)

Además, también están de los diversos contextos en que son discriminadas y que por temor a ello o al racismo, algunos indígenas niegan hablar su idioma.

Publicidad