Registran 3 casos de sarampión en CDMX

Es difícil imaginar un coraje mayor que el de ver el regreso de una enfermedad mortal que, sin embargo, es 100% prevenible, de forma segura. Eso ha ocurrido con el temible regreso del sarampión en Europa, donde niños han muerto por culpa de padres irresponsables. Ahora 3 casos de sarampión se han registrado en CDMX, pero eso no significa que el mortal padecimiento haya vuelto a México.

Los tres casos de sarampión registrado en la Ciudad de México corresponden a una mujer de origen italiano de 39 años y su hijo, ambos habitantes de la delegación Benito Juárez,  y la cuidadora del niño, una mujer de 48 años residente de la delegación Tlalpan, según informó el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE). (Vía: Secretaría de Salud)

“Ver: Un fantasma recorre Europa, el fantasma del sarampión”

Sin embargo, aunque pueda mover a la alarma, no se puede considerar que estos tres casos representen un brote. Este incidente se cataloga como “casos por importación”, dado que las personas enfermas fueron contagiadas por alguien que llegó desde el extranjero; aunque aún no se identifica a esa persona.

Desde 1996 no se ha registrado un solo caso autóctono de la enfermedad, lo cual es todo un mérito de nuestro sistema de salud si tomamos en cuenta lo severos problemas que tienen actualmente en Europa para revertir la falta de vacunación.

El esfuerzo ha sido de semejante valía en el resto del continente: en 2016 se nombró a América como el primer lugar libre de sarampión en el mundo, desde Canadá hasta la Patagonia. Se presume que todos los casos de sarampión que han llegado a América son importados.

En 2018 solo 8 países del continente han presentado casos de esta enfermedad contagiosa, pero el caso más llamativo es Venezuela con 159 infectados, seguido de Estados Unidos con 11. (Vía: El País)

Aún así, nuestros números palidecen cuando se estudian los números de Europa, cuyos casos de sarampión han aumentado en un 400%: en 2017 los países más afectados en Europa fueron Italia (4,803) y Rumania (4,487), pero los brotes han llegado incluso a países con un fuerte sistema sanitario, como Inglaterra.

La vacuna contra el sarampión es segura y ha salvado millones de vidas; lo que provoca muertes es la irresponsabilidad y la ignorancia de quienes promueven que no se vacune a los infantes basados en mentiras.