México reduce exportaciones de petróleo

Petróleo

En los últimos años, los precios internacionales del petróleo han tendido a la baja, esta no ha sido una buena noticia para los países productores de petróleo y mucho menos para los países cuya economía se encuentra petrolizada, ahí está Venezuela como ejemplo paradigmático, en donde la crisis económica que los azota, en gran medida se explica por esta tendencia en los mercados internacionales. Es decir, para las economías que son altamente dependientes del petróleo, una caída tan estrepitosa en los precios puede resultar en un colapso del sistema económico.

En el caso de México, la caída de los precios del petróleo han desacelerado nuestra economía, sin embargo el impacto no ha sido grave debido a que nuestro sistema económico se encuentra lo suficientemente diversificado como para amortiguar un mal desempeño en ese sector. Para darnos una idea, solo en los últimos 20 días, el precio del petróleo ha caído en un 18%, llegando a un precio internacional promedio de 40 dólares por barril. (Vía: El Economista)

Esta tendencia a la baja se ha mantenido a pesar de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha impulsado la reducción de producción de crudo con el fin de producir un incremento en los precios. Sin embargo, los mercados siguen percibiendo que hay una sobreproducción por lo que no han habido movimientos considerables en los precios internacionales.

México, siguiendo esta tendencia, ha reducido sus exportaciones de crudo, según la Secretaría de Energía, las exportaciones fueron reducidas a menos de un millón de barriles diarios cifra que no veíamos desde 1990. Para decirlo de manera específica, México está exportando 958 mil barriles de crudo diario, de los cuales más del 50% se quedan en el continente americano, mientras que el resto es llevado a Europa y Asia.

Por el contrario, nuestro país está importando más combustibles debido al incremento de la demanda en nuestro país, solo el mes pasado se importaron diariamente 494 mil barriles de gasolina, de hecho ese repunte en las importaciones fue considerable debido a que durante los primeros meses de año se habían reducido las importaciones de combustible a raíz de que disminuyó la demanda a causa del “gasolinazo”. Por su parte la producción de estos derivados por parte de Pemex también fueron a la baja, cayendo en un 8%, lo que abonó también al incremento de las importaciones; esta sobredemanda de combustibles probablemente afecte el precio de los combustibles hacia abajo cuando el mercado en nuestro país sea completamente liberalizado.

La reducción de las exportaciones de crudo, probablemente se expliquen a partir de una cuestión intencional en términos de la búsqueda de reducir la oferta de ese producto en los mercados internacionales con el fin de incidir para que su precio se incremente. Esto significa en realidad, que México está siguiendo las mismas estrategias de la OPEP para por lo menos evitar que los precios sigan cayendo. (Vía: Reforma)

 

Publicidad