Unión Europea pide prohibir insecticida por daños a la salud

El pasado 2018 los países que conforman la UE prohibieron el uso de insecticidas en exteriores
Unión Europea busca prohibir insecticidas neonicotinoides. Imagen: Especial

Países de la Unión Europea propusieron este martes 22 de octubre ante la Comisión Europea que se prohiba el uso de insecticidas neonicotinoides por las afectaciones que tiene en los seres humanos.

Te recomendamos leer: No, no es chiste: se están robando abejas en EEUU

La Unión Europea asegura que este tipo de insecticidas tienen un efecto perjudicial en la reproducción de los seres humanos.

Los países que conforman la UE han dado el visto bueno a los estudios que hizo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) mismos que refieren que la sustancia de esos insecticidas es tóxica para la reproducción humana.

Buscan prohibir insecticidas neonicotinoides por afectaciones a seres humanos. Imagen: Especial

Dicha sustancia activa en los insecticidas es conocida como ‘tiacloprid’ y se le ha calificado de tóxica.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) también identificó un ‘área de preocupación’. Esta, con respecto a la concentración de metabolitos liberados por la sustancia en las aguas subterráneas.

El estudio que hizo el organismo destacó que podría haber varios riesgos en la población de abejas por falta de datos sobre este tipo de sustancias que pueden afectarles.

Abejas, en peligro por insecticidas. Imagen: Especial

La Comisión Europea ha informó que publicará un reglamento que formalizará la prohibición de este tipo de insecticidas a finales de noviembre. 

La licencia de uso de este neonicotinoides expira el próximo 30 de abril de 2020, por ello es que se quiere impedir que sea renovada.

Congreso Europeo en Bruselas, Bélgica. Imagen: Especial

Esta propuesta hecha por la Unión Europea se une a otra que hicieron en abril de 2018 cuando los países que la conforman votaron a favor de prohibir el uso en exteriores de otros tres insecticidas neonicotinoides.

Dicho caso estaba centrado en el peligro que causan dichos insecticidas a los insectos polinizadores silvestres y las abejas productoras de miel.

Luego de aquella decisión, los insecticidas neonicotinoides ‘clotianidina, imidacloprid y tiametoxam’ sólo pueden ser utilizadas en invernaderos permanentes en los que no se prevé que las abejas queden expuestas a dichas sustancias.

Con información de: El Heraldo