Malas noticias: popotes biodegradables no son tan ecológicos como los venden

¿Cómo se combate la cultura del uso del plástico?, ¿en verdad existe otra opción ecológica para cuidar al medio ambiente?
No, los popotes biodegradables no son ecológicos (Imagen: Especial)

Todos recordamos la reciente campaña antipopotes que le dio la vuelta al mundo. Esta iniciativa pretendía eliminar el uso de los más grandes contaminantes de los mares. Otra resolución fueron los popotes biodegradables, pero adivina: tal vez no son tan buena opción como crees.

Para comenzar, de nada sirve que un limitado grupo de personas deje de utilizar popotes pero sí consuma los demás productos hechos de plástico.

También deberían discutirse las regulaciones a nivel empresarial. Ya hay iniciativas para que la producción de plásticos disminuya, pero nadie habla de los miles de empleos que se perderían con estas regulaciones.

Bueno, esto no impidió que se buscará una opción biodegradable para el uso de los plásticos de un solo uso. En México se realizaron diversas campañas a nivel nacional contra el uso de popotes.

Sin embargo, el impacto de esta campaña no garantiza que los niveles de contaminación se vean reducidos. Ni siquiera asegura que los consumidores de plástico realmente dejen de utilizar popotes aunque sea de manera ocasional.

Por ello se dio paso a los popotes biodegradables, que están hechos a partir de una mezcla de materia orgánica:

  • Agave
  • Semilla
  • Aguacate
  • Papel
  • Bambú

Para los que realmente no están dispuestos a dejar de utilizar popotes, también se encuentran los de acero inoxidable, pero seamos honestos, no todas las personas cargarían con dicho utensilio a todos lados. 

Ahora bien ¿conocemos el impacto ambiental que conlleva producir popotes orgánicos? algunos inclusive vienen empaquetados en papel, que también será basura.

Duele decirlo y es rudo, pero la verdadera cultura humana es la de la basura, sólo piénsenlo: no podemos crear o hacer algo sin que implique un desperdicio de por medio. 

¿Una vida sin plástico?

Todas las reformas y esfuerzos que realicemos serán parciales hasta que se piense en una forma de vivir que no involucre la creación de desperdicios. 

El problema no son sólo los popotes, también los utensilios, tuppers, inclusive las amadas figuras de colección, muebles, toda nuestra existencia genera un impacto ecológico.

Tal vez la solución involucra tener una vida más austera en todo sentido, asimismo, se necesita impulsar la investigación dirigida hacia al descomposición de residuos.

Es decir, en primera instancia se deja de producir basura a gran escala, pero también se intenta eliminar la que ya existe en el planeta. Pero no te desanimes, inclusive el más pequeño cambio motiva a otros más grandes, tú sigue usando popotes biodegradables.

Con información de: Animal