Usan huevos de tortuga en 3D para rastrear traficantes

Los creadores de los huevos de tortuga en 3D, InvestEggator, esperan que esta medida ayuda a combatir la caza furtiva
(Imagen: InvestEggator)

Los traficantes de huevos de tortuga hacen todo lo posible para ocultar el camino de sus bienes robados. Pero, ¿qué pasaría si esos bienes no fueran en realidad huevos, sino un rastreador GPS disfrazado que revelara exactamente dónde los están llevando? Este es el enfoque de InvestiEggator, huevos de tortuga en 3D que sirven como señuelo para evitar el comercio ilegal de tortugas marinas en peligro de extinción en Centroamérica.

El proyecto de investigación es una colaboración entre científicos de la Universidad de Kent y el grupo de conservación Paso Pacífico. Se espera que ofrezca una nueva herramienta en la lucha contra el comercio ilegal de vida silvestre en Centroamérica.

Los huevos de tortuga se toman de las playas y se venden como un manjar en bares y restaurantes, y al idear formas de rastrear su paradero, los investigadores encontraron inspiración en un par de dramas criminales muy populares, como Breaking Bad y The Wire.

Huevos de tortuga 3D

El InvestEggator, como se ha nombrado al señuelo, está impreso en 3D y equipado con un dispositivo GPS. Estos se colocaron en 101 nidos de tortugas en cuatro playas costarricenses diferentes conocidas por ser susceptibles a la recolección ilegal.

Una cuarta parte de estos señuelos fueron arrancados ilegalmente de los nidos, y los más lejanos viajaron unos 137 km hacia el interior y terminaron en una propiedad residencial.

(Imagen: Instagram / Paso Pacífico)

Otros no llegaron tan lejos, con indicios de que algunos contrabandistas habían descubierto que era un señuelo que llevaban en lugar de un huevo de tortuga. En un caso, el señuelo se desconectó a 43 km de la playa de anidación, y el equipo recibió fotos del huevo disecado junto con información sobre dónde se intercambió de la comunidad local.

Sin embargo, en general, la mayoría de los huevos robados permanecieron en el área local, lo que confirmó las sospechas de los investigadores y ciertamente es algo bueno para su objetivo general.

El equipo descubrió que los señuelos no dañaron a los otros embriones de tortuga en incubación en los nidos. Con estos resultados positivos, los investigadores esperan ver la técnica empleada no solo en otros proyectos de conservación de tortugas, sino también en esfuerzos similares para rastrear las aletas de tiburón e incluso los huevos de loro.

Con información de Fox News