Con una bici y mucho ingenio, un hombre lleva luz y energía limpia a su aldea

Creó una planta improvisada de luz y no le cobra nada a sus vecinos
(Imagen: YouTube / African News)

Colrerd Nkosi creció en un pueblo sin electricidad, como gran parte de Malawi, África. Por eso, decidió aprovechar el río que pasaba junto a su casa. Metió la bicicleta en el arroyo y descubrió que la fuerza del agua hacía girar los pedales. Con esto llevó la luz a su aldea.

Después de recibir una educación a 40 km de distancia, Nkosi se mudó de regreso a su aldea y se propuso como misión hacer una diferencia en la comunidad.

Después de experimentar con dínamos, Colrerd usó una vieja desgranadora de maíz (una máquina que quita granos de maíz de la mazorca) para crear una poderosa turbina. La energía eléctrica generada se transporta a través de cables metálicos tendidos entre árboles.

El electricista autodidacta no cobra a sus vecinos la luz, solo un euro al mes —alrededor de  24 pesos— por gastos de mantenimiento de su planta de luz.

La nueva fuente de alimentación también tiene un beneficio medioambiental. “Una vez que las aldeas y las escuelas tengan electricidad… la gente ya no talará árboles [para] carbón”, djo Colrerd a AFP.

Tener electricidad significa que los niños en edad escolar ya no tienen que hacer sus deberes a la luz de las velas, como lo hizo Colrerd cuando era niño.

(Imagen: AFP)

***

Continúa la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO