¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ejército de Estados Unidos propone construir un muro en Nueva York para protegerla del cambio climático

Costaría 119 mil millones de dólares
(Imagen: Getty Images)

¿Podría una barrera masiva erigida en el océano proteger a Nueva York de la devastación que puede traer consigo el cambio climático? No se sabe con certeza, pero de acuerdo con una investigación a largo plazo que tiene como finalidad la construcción de un muro en las costas para evitar inundaciones, esto podría ser posible.

También te recomendamos: El cambio climático libera el mayor ataúd nuclear del mundo

Con el fin de proteger la región del puerto y ciudades como Nueva York y Nueva Jersey de las marejadas e inundaciones durante las tormentas costeras provocadas por huracanes, y a medida que aumenta el nivel del mar debido al cambio climático, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos está examinando la viabilidad de cinco enfoques diferentes para la gestión futuro riesgo de inundaciones en el área.

El estudio de varios años apenas está a la mitad de su proceso de evaluación completo, y el Cuerpo espera publicar su informe final y recomendaciones en algún momento en 2022. Pero, de acuerdo con información del New York Times, se estima que costará casi 119 mil millones de dólares, y se construiría en un plazo de 25 años. Eso ha atraído un nuevo escrutinio del proyecto, incluso la del presidente Donald Trump.

(Imagen: Twitter / Donald Trump)

“Un enorme muro marino de 200 mil millones de dólares [sic], construido alrededor de Nueva York para protegerlo de tormentas raras, es una idea costosa, tonta y poco amigable con el medio ambiente que, cuando sea necesario, probablemente no funcionará de todos modos. También se verá terrible. Lo siento, ¡solo tendrás que preparar tus trapeadores y cubos!”

Si bien la aversión de Donald Trump al muro en Nueva York no debería sorprendernos dada su historia con el cambio climático, no es el único al que le parece un plan poco factible.

El gigantesco muro comprendería una serie de compuertas de sobretensión conectadas por islas artificiales, que se extienden aproximadamente a 9.6 kilómetros en la bahía de Nueva York, entre Sandy Hook y la península de Rockaway. Como parte del plan, también se construiría una estructura de barrera más pequeña y separada en el East River.

(Imagen: US Army Corps of Engineers)

El proyecto, llamado Alternative 2 en el estudio del Cuerpo de Ingenieros, es el más grande y costoso de varios conceptos hipotéticos para defender la región de Nueva York contra los efectos del cambio climático. Las otras alternativas consisten en construir estructuras y barreras más pequeñas, incluidas las fortificaciones que estarían exclusivamente en la costa.

Pero si bien el muro marino es la barrera hipotética más grande que se podría construir, existen temores serios de que resultará inadecuado para su tarea, ya que toda la estructura, tan masiva y costosa como esta, sólo defendería contra las mareas de tormenta, no el aumento del nivel del mar sí mismos.

“Estas puertas marítimas no podrán proteger a las comunidades de las inundaciones causadas por el aumento de las mareas y el aumento del nivel del mar, y una vez que se construyan, será el fin”, dijo el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer al New York Times. “No vamos a recuperar el dinero nuevamente”.

En una carta a los investigadores del Cuerpo en octubre del año pasado, Stringer agradeció a los ingenieros por sus esfuerzos para proteger la ciudad, pero dijo que los planes para este muro son una  “perspectiva miope” que no abordaría las amenazas complejas y más amplias de aumento de las aguas e inundaciones debido al cambio climático en la región.

Otros expertos afirman que un muro marino gigante también podría crear problemas no deseados en el área del puerto, señalando otros proyectos de barrera similares en todo el mundo, donde el paso impedido de agua, sedimentos y vida marina crea problemas ambientales imprevistos, incluida la captura potencial de aguas residuales  y lodo.

“Esencialmente estaríamos sentados en una bañera con nuestros propios excrementos”, dijo a al New York Times la abogada principal Kimberly Ong, del grupo ambientalista del Consejo de Defensa de Recursos Naturales.

(Imagen: Getty Images)

Se espera que el debate continúe hasta 2022, cuando el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos publique su informe final para el Congreso del vecino del norte. Sin embargo, lo que ya es evidente es que no tomar medidas reales no es una opción, ni para Nueva York ni para las ciudades costeras de todo el mundo.

En su informe Safeguarding Our Shores, Stringer citó estimaciones científicas de que se espera que el nivel del mar alrededor de Nueva York aumente hasta 53 centímetros para 2050, debido a los efectos del cambio climático.

Con información de New York Times