Así fue como procuradora ambiental de CDMX privatizó una playa

La Procuradora Ambiental de la CDMX, Mariana Boy, es acusada de privatizar la playa La Lancha en Nayarit
Actual Procuradora Ambiental, Mariana Boy, es responsable de privatizar playa en Nayarit

El día de hoy, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publicó un reportaje en el que acusan a Mariana Boy de privatizar la playa La Lancha en Nayarit.

Boy, excandidata a la gobernatura de la Ciudad de México por el Partido Verde, actualmente es Procuradora Ambiental de la CDMX. Fue durante su periodo como Directora General de la Zona Federal Marítimo Terrestre de SEMARNAT que entregó a un desarrollo inmobiliario el acceso exclusivo a la playa virgen, cancelando el acceso de turistas y locales.

El complejo Punta Mita, parte de Grupo Dine de Fernando Senderos Mestre, comprende 700 hectáreas. En ellas se localizan un millar de residencias y departamentos de lujo, con acceso exclusivo a 14 kilómetros de playa.

La playa La Lancha se localiza en la Bahía de Banderas, rodeada por el fraccionamiento de Punta Mita.

Playa La Lancha en Bahía de Banderas. (Imagen: MCCI)

MCCI declara que desde 2016, Mariana Boy permitió a Ranchos La Lancha Punta Mita SA colocar una cerca para limitar el libre acceso, aun cuando esto contradijera la Ley General de Bienes Nacionales. Según la Procuraduría Ambiental, la clausura del paso público no implicaba su privatización.

Entre 2016 y 2018, hubo un constante enfrentamiento entre autoridades (seguridad privada, Policía Federal de la Protección del Ambiente, policía de Nayarit y elementos de la marina) y civiles (turistas, surfistas, pescadores, artesanos y microempresarios) por derribar las cercas que rodeaban la playa. (Vía: MCCI)

Aunque la ley protege las zonas de manglares (que rodean la Playa La Lancha) y evita su privatización, también permite que se entregue el control de las zonas a los particulares que busquen conservarlas. Fue en 2001 que Fernando Senderos obtuvo la concesión que cedió al residencial Punta Mita.

En 2014, alrededor de la zona de manglares fueron colocadas rocas que impedían el libre flujo de agua. De desaparecer al manglar, la zona perdería la categoría de “protección federal” y podría ser adquirida por un privado para construir viviendas frente a la playa.

El último gran intento de cerrar el acceso ocurrió el 22 de noviembre de 2018. Seguridad privada, agentes de la Profepa y elementos de la Marina buscaron instalar una pared de placas de acero para impedir el acceso. Los ciudadanos se enfrentaron con los custodios y fueron rociados por gas lacrimógeno y golpeados. Aunque se llamó al 911, nunca llegaron elementos de seguridad pública. (Vía: La Jornada)

Aunque se logró quitar la malla, se colocó un letrero de “Clausurado” que está constantemente vigilado por un elemento de seguridad. Profepa sostiene que la clausura se debe a la afectación que la flora y fauna estaban sufriendo por el acceso de los turistas, sin embargo, no se negó el acceso a los residentes de Punta Mita. (Vía: Vallarta Independiente)

En enero de 2019 Simón Levy, exSecretario de Turismo, informó que se abriría una nueva entrada a la playa. Hasta ahora, el acceso sigue restringido y privatizado.

¿Hará algo la 4T… además de darle a Mariana Boy el puesto de Procuradora Ambiental?