¿Por qué Bolsonaro culpa a las ONG del incendio del Amazonas?

Según los satélites de la NASA, los incendios crecieron un 38% este año pero la quema de este pulmón podría significar una catástrofe
¿Por qué Bolsonaro culpa a las ONG del incendio del Amazonas

Una buena porción del Amazonas se está incendiando desde hace 16 días y de acuerdo con científicos de la NASA, las ciudades que han sufrido quemas en lo que va del año, están en los departamentos (municipios) más deforestados de la selva. De hecho, revelaron que los incendios aumentaron un 38% en lo que va del 2019.

Antes de estos 16 días de quema, el Amazonas ya sufría la pérdida de más de 3000 kilómetros cuadrados de área boscosa desde que Jair Bolsonaro asumió la presidencia. Ricardo Osorio Galvao, quien era director del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués) reveló estos datos sobre la deforestación en Brasil. (Vía: El Espectador)

Bolsonaro, quien despidió a Osorio Galvao por ‘monitorear y divulgar los datos sobre deforestación en el país’ ocultó que en junio pasado se dio un aumento en la deforestación dejando más de 80% de pérdidas que en junio de 2018.

Sin embargo, a pesar de que Jair Bolsonaro despidió a Osorio Galvao para que dejara de difundir información sobre las afectaciones forestales en el Amazonas, la NASA reveló que sus satélites registraron que los incendios en Brasil aumentaron un 65% comparados con 2018 y que la selva de ese país está en grave riesgo.

La relación entre aumento de la quema y el crecimiento de la deforestación existe y de acuerdo con información del INPE, hay siete municipios que tienen el mayor índice de deforestación mientras que otros tres municipios que pertenecen al Bioma Cerrado (el segundo ecosistema más grande de ese país) están en la lista de sabanas en riesgo de desaparecer. (Vía: El Espectador)

Tabla del Programa de Monitoreo de Quemas en Brasil. Imagen: INPE

Según los datos de la NASA, el 50.5% de los puntos calientes que muestra el mapa se ubican en el Amazonas y los puntos que pertenecen al bioma Cerrado representan el 39.1%. Destacan también que son 63.3 mil puntos calientes registrados al menos hasta el 14 de agosto y que ese es el mayor número de incendios en los últimos siete años. (Vía: El Espectador)

La quema del Amazonas, representaría la desaparición de uno de los pulmones más importantes del mundo pero para Jair Bolsonaro, conocido por ser ultraderechista, ex capitán del ejército brasileño y ‘nostálgico de la dictadura militar’, los 7.4 millones de kilómetros de la Amazonia no significan una pérdida, sino una ganancia económica. (Vía: The Washington Post)

Quemas en el Bioma de Cerrado, Brasil. Imagen: INPE

Bolsonaro, quien llegó a la presidencia por 11 puntos de ventaja sobre su rival Fernando Haddad, es conocido también por haber amenazado a los indígenas y negar constantemente la existencia del calentamiento global. Incluso hay quienes nacional e internacionalmente le conocen como ‘Bolsonaro, un peligro para Brasil’. (Vía: The Washington Post)

Ahora que el Amazonas lleva 16 días quemándose, lo único que ha dicho el presidente de Brasil respecto a las organizaciones no gubernamentales y el fuego que consume este pulmón, fue lo siguiente:

“Puede haber, sí, y no estoy afirmando, una acción criminal de esos ‘oenegeros’ para llamar la atención contra mi persona, contra el Gobierno de Brasil, y esa es la guerra que nosotros enfrentamos”, declaró Bolsonaro a periodistas. (Vía: La Vanguardia)

Además, Bolsonaro insistió en que su gobierno ha ‘cortado el dinero público que iba para las ONG que operaban en la región amazónica’ por según él, llevar “proyectos volcados al cuidado del ecosistema”. (Vía: La Vanguardia)

Insistió también en que al quitarle el dinero a las ONG que cuidaban del Amazonas, el personal de las mismas “está sintiendo la falta de dinero”, pero ¿realmente se da cuenta que está afectando mucho más que sólo a los ‘oenegeros’?

“El crimen existe. Ahora, tenemos que hacer lo posible para que ese crimen no aumente y establecer las responsables si es que las hubiera, dijo Bolsonaro mientras reiteraba que las ONG que operan en el Amazonas ‘representan intereses ajenos’ y que sólo quieren dañar su imagen y su gobierno. (Vía: La Vanguardia)

A pesar de sus declaraciones, el contexto por el que está pasando el Amazonas es mucho más que preocupante. Según un reporte de The Economist, desde los años 70, casi ochocientos mil km² originales de bosque se han perdido por a tala, agricultura, minería, construcción de carreteras, represas y otros desarrollos que se hicieron en el área.

Bolsonaro insinúa que ONG provocó incendio del Amazonas. Imagen: Especial

Científicos están preocupados por la pérdida de árboles, pues entre el 20 y el 25% de la deforestación comienza a convertirse de sabana a tierra seca. Erica Berenguer, científica de la Universidad de Oxford asegura que la limpieza de la tierra para impulsar la producción de carne, soya, madera y palma -como pretende hacer Bolsonaro-  costaría a la humanidad no sólo la pérdida y alteración del ecosistema mundial, sino la vida misma. (Vía: New Scientist)

Esto, porque al dejarse de lado el cuidado y preservación del Amazonas, tratar las emisiones contaminantes será un reto más complicado además de que podría dar paso a que, una vez que más árboles del Amazonas sean talados, el suelo sea usado para la cría de ganado. (Vía: New Scientist)

Bolsonaro insinúa que ONG provocó incendio del Amazonas. Imagen: Especial

Sin duda la pérdida del Amazonas significaría justo lo que Bolsonaro intenta negar: una afectación más grave al cambio climático. Esa ‘guerra’ que dice que las ONG hacen para desprestigiarlo porque ‘tienen intereses ajenos’ ¿no es más bien ‘la guerra’ con la intenta ocultar sus propios ‘intereses’?