¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El agujero en la capa de ozono ha alcanzado un tamaño mínimo histórico

Desde que se descubrió en la década de los ochenta, el agujero en la capa de ozono ha alcanzado su menor tamaño
Ha disminuido el tamaño del hoyo en la capa de ozono debido al aumento de temperatura

El 21 de octubre de 2019, la NASA afirmó que el agujero en la capa de ozono había alcanzado su mínimo histórico desde su descubrimiento. La reducción, contradictoriamente, se debe a las altas temperaturas sobre la Antártida.

También te puede interesar: Deshielo de Antártida más rápido que el Ártico, reportan científicos

La capa de ozono está en la estratósfera –capa que rodea la tierra localizada a una distancia de entre 6 y 16 km– y protege a la tierra de los efectos de los rayos ultravioleta. Hay que recordar que la exposición a los rayos ultravioleta puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de piel y cataratas.

Sin embargo, desde la década de los ochenta, se han registrado hoyos en la capa de ozono. Así es, en plural. El descubrimiento se dio por Joe Farman, Brian G. Gardiner y John Shanklin en un artículo de la revista Nature. Gran parte de esta reducción se dio por el uso de clorofluorocarbonos (CFC), especialmente los de la industria de propelentes, refrigeración y aislantes térmicos.

El principal agujero en la capa de ozono se encuentra en la Antártida. Durante el invierno, relaciones químicas entre las nubes frías y los CFC posibilitan la presencia del hoyo. Durante dos o tres años, desaparece un 50% del ozono en esa región y a esto se le conoce como agujero de la capa de ozono en Antártida. En verano, cuando aumenta la temperatura, la capa de ozono se recupera. (Vía: The Ozone Hole)

Este año, debido a las altas temperaturas, ¡el agujero en la capa de ozono se redujo de 16.4 millones de kilómetros cuadrados a 10 millones de kilómetros cuadrados en un mes! A pesar de lo positivo de la noticia, habría que recordar que está sucediendo debido a un aumento de temperatura tal que no permite que se formen nubes en la Antártida. Por lo tanto, esto no significa que la capa de ozono se vaya a recuperar pronto. (Vía: NASA)

Por su parte, se espera que la reducción del uso de clorofluorocarbonos, posibilite que el agujero siga achicándose. Científicos esperan que el ozono de la Antártida recupere su nivel original para 2070.