¿Qué sabemos del enfrentamiento entre Marina y sicarios en Nuevo Laredo?

Durante la noche del sábado 24 y la madrugada del domingo 25, elementos de la Secretaría de Marina se enfrentaron en tres lugares y momentos distintos de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a civiles armados, presuntamente sicarios del Cártel del Golfo.

Los resultados de dicho enfrentamiento, según la Secretaría de Marina, en un inicio fueron un marino muerto, cuatro presuntos criminales abatidos y 12 elementos de la Marina lesionados, algunos de manera grave. Sin embargo, medios locales dieron a conocer que hubo al menos tres víctimas más durante la balacera en la ciudad tamaulipeca. Se trata de una madre y sus dos hijas, ambas menores de edad.

El Mañana documentó desde el 25 de marzo que fueron cuatro de una familia los abatidos. Más tarde, se aclaró que el marido sobrevivió, pero sus dos pequeñas, una de cuatro años y otra de seis, fallecieron.

El martes 27, se publicó en redes sociales el video de una mujer que se identificó como la hermana de la mujer abatida. En el clip, declaró que la Marina le dijo que le dispararon a la camioneta de su hermana desde el helicóptero, pero después se percataron que fue un error.

La mujer agregó que uno de sus familiares todavía le marcó para pedirle ayuda porque se estaba desangrando, sin embargo, no llegó nadie para auxiliarla a tiempo.

La Marina, en el primer comunicado emitido al respecto, detalla que los enfrentamientos con “las características propias de una emboscada” ocurrieron en la madrugada del 25 de marzo. En el primero, murió un presunto sicario y tres marinos resultaron gravemente heridos. En el segundo, marinos fueron interceptados por delincuentes en su camino al primer incidente. Seis efectivos de Semar fueron lesionados y uno perdió la vida.

En el tercero, cuatro elementos de la Marina fueron heridos y tres supuestos criminales abatidos. Un helicóptero fue desplegado “con el fin de disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas de civiles y de personal naval”.

Mientras que Semar declaró que las agresiones ocurrieron durante patrullajes y no se mencionó nada sobre la familia abatida, El Mañana apunta que se trató de un operativo fallido con el objetivo de capturar a líderes delincuenciales locales. El Reforma detalló que los sicarios serían parte del Cártel del Golfo. Esta organización delictiva habría tomado el control de la plaza hace semanas tras desplazar a los Zetas.

Ahora, son varios puntos los que quedan pendientes tras la balacera que duró horas de acuerdo a videos publicados en redes sociales: la familia y los uniformes apócrifos de la Armada de México que la Marina aseguró.

La Marina emitió un segundo comunicado el 26 de marzo, donde aseguró que la familia no murió por fuego del helicóptero.

“Los resultados preliminares de la investigación que desarrollan las autoridades competentes, indica que los impactos de bala que recibió el personal civil fueron a causa de fuego cruzado a nivel tierra y no desde el aire, asimismo el calibre de los impactos que presenta el vehículo no corresponden al armamento orgánico con el que cuentan las aeronaves de la Armada de México”, dice la dependencia.

Además, aseguraron que en todo momento brindaron atención médica en el área del incidente a personas que resultaron heridas.

La Procuraduría General de la República abrió una investigación por los hechos. Según el Reforma, se hallaron uniformes apócrifos que decían “MARINA”. También se aseguró armamento, municiones y pertrechos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Ahora, ante los hechos y la falta de claridad sobre los mismos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) comunicó que se inició una queja de oficio y se envió personal a Nuevo Laredo.