‘Es muy fácil decir que como era puta, la mató un cliente’: trabajadoras sexuales

Kenni fue asesinada en Ecatepec en febrero de 2018. Con ella, suman al menos seis trabajadoras sexuales que han sido privadas de la vida en México en sólo un año. Ante estos hechos, trabajadoras sexuales de diferentes partes de la Ciudad de México se manifestaron en el Ángel de la Independencia para exigir justicia y seguridad.

En un pronunciamiento público, integrantes de la Asociación Mexicana de Trabajadoras Sexuales (AMETS) apuntaron que son al menos siete las víctimas recientes, incluyendo a una chica trans asesinada en 2016. Declararon que no en todos los casos los victimarios son clientes ni las víctimas se encontraban trabajando cuando fueron asesinadas.

Es muy fácil y muy creíble decir ‘como era puta, la mató un cliente’. Aunque claro que hay feminicidas disfrazados de clientes, también está ocurriendo que a las trabajadoras sexuales las matan otras personas que no son clientes.
Y como va a ser muy fácil que no se investigue porque es lógico que te mate tu cliente, siendo que no es, ya no se investiga más”
, señaló Lisi, una trabajadora sexual, a Plumas Atómicas.

En la declaración, las trabajadoras sexuales dijeron que no son víctimas de trata y que tampoco están ahí porque no les quedaba de otra. Enfatizaron que los señalamientos por parte de autoridades contra los medios en los que se anuncian entorpecen su posibilidad de organización para que entre ellas se cuiden.

'Es muy fácil decir que como era puta, la mató un cliente': trabajadoras sexuales

“Da mucho miedo pararse aquí, decir que eres trabajadora sexual y dejar de trabajar para hacer un poco de activismo”, declararon.

Lisi, con el rostro cubierto por temor a verse afectada, insistió que las parejas de las compañeras suelen ser los probables responsables en los homicidios recientes, pero persiste la creencia de que los clientes son los responsables.

Ver: Asesinan a otra escort extranjera; la encontraron en Edomex

Por ejemplo, señalan que Adreina y Kenni, ambas venezolanas, no fueron asesinadas ejerciendo su labor. Las trabajadoras acotaron que en el caso de Kenni, quien tenía 26 años, el presunto responsable sería su pareja. Agregaron que la venezolana llevaba ya un año de haber dejado su trabajo en esa línea.

Asesinan a otra escort extranjera; la encontraron en Edomex
Kenni, escort venezolana asesinada en febrero de 2018.

Previamente, Zona Divas –portal que la presentaba en su portada– comunicó que desde octubre ya no laboraba con el sitio.

“No hay un solo imputado por casos recientes”.

Adreina, oriunda de Venezuela, según la información que ha sido difundida, salió de un club en Nuevo León y fue agredida a balazos junto con su acompañante.

“No ha pasado nada. Simplemente por el hecho de ser trabajadoras sexuales piensan que pues no merecemos justicia, que somos marginadas por la sociedad”, declaró Jenny, otra de las sexoservidoras que se manifestó, a Plumas Atómicas.

Ella explicó que en el caso de Katya, asesinada en abril de 2017 en un hotel de la colonia Roma, el responsable no sería una pareja sentimental, sino de un cliente. Señaló que la mexicana de 26 años no tenía novio en ese entonces y que ella mantenía a su familia. Jenny agregó que aunque existe una descripción del individuo, no se detuvo a nadie.

En noviembre del mismo año, autoridades generaron la hipótesis de que el presunto responsable del asesinato de Génesis, venezolana, fue el mismo que ultimó a la mexicana.

'Es muy fácil decir que como era puta, la mató un cliente': trabajadoras sexuales

De hecho, en ninguno de los casos recientes hay imputados. En el caso de la argentina Karen, asesinada en diciembre de 2017, un actor fue acusado como el responsable y más tarde demostró su inocencia. La trabajadora sexual trans referida sería Alessa, ultimada en 2016, pero también estuvo Paola. En el caso de ambas, hubo detenidos, pero quedaron en libertad.

Ver: Madre denuncia transfeminicidio de Paola y Alessa en video

“Yo creo que todas hemos sufrido algún tipo de violencia por medio de los clientes”, dijo Jenny, mexicana, quien relató que previamente fue víctima de un secuestro exprés por parte de dos sujetos que se identificaron como policías federales.

'Es muy fácil decir que como era puta, la mató un cliente': trabajadoras sexuales

En esa ocasión, le quitaron 12 mil pesos tras amenazas de entregarla al Ministerio Público por prostitución y llevar documentos falsos, pues pensaban que era indocumentada y tenía una credencial que no era suya.

“En el trabajo sexual hay dos tipos de convivencias con hombres: uno que es el cliente y (el otro es) el macho. De parte del cliente no se recibe casi ninguna agresión”, agregó Kenia, trabajadora sexual mexicana, a Plumas Atómicas.

La joven explicó que los “machos” son aquellos que sí generan violencia, los que acosan, tocan y manosean sin permiso. Kenia agregó que con la manifestación se busca visibilizar los feminicidios y muertes que se le han dado a sus compañeras.

Por: Redacción PA.