López Obrador aseguró que heredó el rancho ” La Chingada” de sus padres

En 2012 fue que se conoció públicamente que López Obrador era propietario del rancho "La Chingada". Se supo gracias a una conversación privada que el entonces candidato del PRD a la Presidencia de México tuvo con un grupo de empresarios de la construcción y que fue divulgado por el diario Milenio, el 9 de febrero de 2012.
López

De acuerdo con el diario Excélsior, el líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, heredó a sus hijos una finca de 25 millones de pesos antes de emitir su declaración 3de3 (fiscal, patrimonial y de interés), hace poco más de un mes.

La propiedad llamada “La Chingada”, de 13 mil 341 metros cuadrados, está ubicada en Palenque, Chiapas.  López Obrador reconoció que ese rancho lo heredó de sus padres en el año 2000, lo cual no se reflejó en sus declaraciones patrimoniales de entre 2000 y 2004, cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, según documentos del PRD. (Vía: Excélsior)

Asimismo, el diario Excélsior dice tener copia de la escritura 3945 del 18 de diciembre de 2007 firmada por el notario público número uno de Emiliano Zapata, Tabasco, Luis Mayo Castro, en la que se acredita la propiedad a nombre de Andrés Manuel López Obrador, pero fue el 9 de febrero de 2012 cuando se conoció públicamente que él era el dueño de ese lugar.

En el mercado inmobiliario de Palenque, el metro cuadrado en la zona de la propiedad de AMLO se comercializa en mil 900 pesos, lo que equivale a 25 millones 347 mil 900 pesos el valor actual de la finca. El rancho que el líder de Morena heredó ha sido utilizado como casa de descanso y set para sus spots políticos.

 

Pedro Arturo López Obrador, hermano de Andrés Manuel, fue el albacea de la herencia de sus padres, que consistía, entre otras cosas, en un predio de aproximadamente siete hectáreas, que fue dividido en seis partes. En la escritura 3945 consta que la hija de Pedro Arturo, Erandi Isabel López Herrería, entonces de 25 años, era la propietaria de un predio de 36 mil 175 metros cuadrados conocido como Monterrey, de donde se desprendieron los 13 mil 341 metros cuadrados que heredó Andrés Manuel.

En el mismo documento se advierte que Pedro Arturo López Obrador “renuncia parcialmente a los derechos de uso y usufructo vitalicio, respecto de la fracción que se hace referencia en el antecedente primero, y manifiesta que la naturaleza de esta operación es originalmente una donación que su padre en vida le confió, para que a su vez la donara a sus hermanos, en particular en esta escritura al señor licenciado Andrés Manuel López Obrador”. (Vía: Excélsior)

El acuerdo de los hermanos López Obrador fue que por ser el mayor, Andrés Manuel se quedara con la casa de 400 metros de construcción donde vivieron sus padres, incluyendo el casco del rancho y la parte más extensa del predio, quedando a nombre del entonces jefe de Gobierno del DF.

Los otros bienes inmuebles de los que Andrés Manuel era propietario y que afirmó también haber donado a sus cuatro hijos son una casa en Villahermosa, Tabasco, dos casas en el municipio de Teapa, en la misma entidad, un predio rústico ahí mismo y un departamento en la Ciudad de México.

Todas estas propiedades, sin precios actualizados, suman, según las declaraciones patrimoniales que López Obrador presentó entre 2000 y 2004, cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, 2 millones 697 mil pesos.

En 2012 fue que se conoció públicamente que López Obrador era propietario del rancho “La Chingada”. Se supo gracias a una conversación privada que el entonces candidato del PRD a la Presidencia de México tuvo con un grupo de empresarios de la construcción y que fue divulgado por el diario Milenio, el 9 de febrero de 2012.

“Tengo menos vigor, eso sí. Porque ya estoy muy cansado. ¿Te acuerdas en tu casa que te dije que si la elección era limpia y libre, si perdía, me iba yo a ir a La Chingada? ¿Te acuerdas? Y ahora sí. Es que yo tengo una quinta que me dejaron mis padres”, dijo López Obrador hace más de cuatro años.

Sin embargo, y de acuerdo a las declaraciones patrimoniales de López Obrador entre 2000 a 2004, el entonces jefe de Gobierno no hizo pública la herencia que le dejaron sus padres. El 6 mayo de 2000 murió la señora Manuela Obrador González y el 7 de diciembre de ese mismo año murió el señor Andrés López Ramón, padres de Andrés Manuel.