¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Las Antiprincesas: historias para crecer de otra manera

Frida Kahlo, Violeta Parra, Clarice Lispector y Juana Azurduy, son algunas de las mujeres que protagonizan las historias de Antiprincesas.

Han terminado los días en que las niñas sólo podían tener acceso a historias de príncipes azules y princesas aburridas condenadas a observar cómo la acción está reservada para los personajes masculinos. La colección Antiprincesas es una iniciativa de la revista Sudestada y la editorial Chirimbote en Argentina.

En palabras de sus propios creadores, los cuentos que componen la colección buscan contar las historias de mujeres que han destacado en la historia “porque conocemos muchísimas historias de hombres importantes pero no tantas de ellas”, (Vía: Sudestada).

La idea detrás de toda la colección es recuperar historias de vida que sean cercanas a la realidad de las lectoras. El castillo, el corcel, y el pelo dorado kilométrico están lejos de la experiencia de los miles de niñas y niños de América Latina que empiezan a formarse en el universo de la lectura.

Las mujeres cuyas vidas son recuperadas en estos relatos, intentan fomentar la autoaceptación, la seguridad en uno mismo y la autosuficiencia. Son narraciones de mujeres que lucharon por algo e hicieron su propio camino.

El título con el que Sudestada abrió la colección de Antiprincesas trata sobre la vida de la pintora mexicana Frida Kahlo; también componen esta colección mujeres como la cantautora chilena Violeta Parra, la libertadora Juana Azurduy, y la escritora brasileña Clarice Lispector, entre otras:

“Hay mujeres por acá, en América Latina, que rompieron los moldes de la época, que no se conformaron con los lugares que la sociedad les imponía (o sus esposos, o sus padres, o sus hermanos mayores) y salieron a hacer sus propios caminos.” (Vía Sudesta)

La editorial Chirimbote está conformada por Nadia Fink (editora y periodista), Emiliano ‘Pitu’ Saá (ilustrador) y Martín Azcurra (diseñador). Al ser entrevistada por Vice, Nadia Frink explicó que en un inicio estas biografías estaban pensadas para adultos, luego se hizo muy claro que podían ser textos para niños y niñas, en palabras de Fink: “Vencer al machismo también implica que los varones puedan crecer de otra manera”. (Vía Vice)