La extradición se detiene: el Chapo se amparó provisionalmente

José Díaz de León Cruz, juez federal del Distrito de Amparo Penal de la Ciudad de México, suspendió este martes de manera provisional dos órdenes para llevar a cabo la extradición de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, a Estados Unidos. 

La órdenes de extradición, emitidas por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), tendrán una vigencia máxima de dos semanas. La orden de Léon Cruz detiene el traslado de Guzmán Loera donde supuestamente tendrá que comparecer ante las cortes federales de los estados de Texas y California. 

El pasado 20 de mayo la cancillería mexicana concedió la extradición. Mientras tanto, los abogados de Guzmán ya habían obtenido seis suspensiones en semanas recientes para evitar a toda costa la extradición del capo. Este lunes promovieron amparos alegando que con la orden de extradición se violaba el principio de convencionalidad y debido proceso, además de intentar descartar a tres de cuatro testigos que declararán contra Guzmán en Texas.

“En la solicitud de Texas no hay pruebas suficientes a la luz de la legislación mexicana y, en el caso de California, la base fundamental es que están prescritos dos preceptos para ampliar el término del periodo de extradición”, explicó a la AFP, José Refugio Rodríguez, otro de los abogados de Guzmán.

En EEUU, el Chapo tendrá que enfrentar cargos por asociación delictiva, dentro de la cual distribuyó cocaína a través de jets, sobornó, resguardó droga en bodegas en Los Ángeles y Texas; y la traficó por túneles, aplicando sobornos y lavando dinero. El Chapo también enfrenta cargos en Arizona y en Nueva York, cuya fiscalía busca confiscar los bienes de Guzmán, valuados en 14 mil millones de dólares.

Ahora que la defensa de El Chapo presentó los amparos, se tiene que esperar a que estos sean evaluados en un proceso de análisis y valoración de pruebas. Dicho proceso puede tomar meses.