Dos semanas y el Kilauea sigue haciendo erupción

Hace más de 40 años que el volcán Kilauea, en la costa sur de Hawái, no provocaba tal actividad sísmica ni forzaba a evacuar a tantas personas como ahora. A dos semanas de que iniciara la actividad volcánica, se siguen abriendo fisuras en los alrededores y autoridades alertan de una inminente gran erupción.

Fue el pasado 3 de mayo cuando el volcán, uno de los más activos del mundo, inició las emisiones de vapor y lava. Al día siguiente, un sismo de 6.9 grados Richter provocó que se abrieran fisuras en la zona de Leilani Estates, que también fue evacuada por la salida de gases tóxicos y roca fundida.

Hasta ahora se han abierto 18 fisuras, mismas que han llevado a cada vez más residentes a ser evacuados en la Isla Grande de Hawái. Este fin de semana, dos fisuras en la zona de Leilani Estates se abrieron, emanaron lava y destruyeron más de una veintena de hogares en la zona.

De acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos, la fisura número 17, que se abrió el sábado por la noche, salpicó lava pero no provocó un flujo de la misma. La número 16 arrojó lava a un campo cercano.

Es ahora la zona de Pahoa la que ha sido evacuada ante una posible gran erupción del volcán Kilauea.

Ahora, los habitantes de la isla se enfrentan a otro problema: la actividad volcánica se acerca peligrosamente a una planta geoquímica en la que se almacenan toneladas de materiales peligrosos llamada Puna Geothermal Venture. Se teme que los temblores de la erupción hagan estallar los pozos térmicos de la planta, lo que liberaría una cantidad masiva de gases tóxicos como el sulfuro de hidrógeno. (Vía: Gizmodo)

 

Por: Redacción PA.