Karime Macías envía carta a Yunes: se dice refugiada y quiere sus diarios de vuelta

Karime Macías, exprimera dama de Veracruz y todavía esposa de Javier Duarte, envió una carta escrita y firmada por ella al gobierno de Miguel Ángel Yunes para, entre otras cosas, reclamar la propiedad de obras de arte, cristalería, plata y, sí, sus diarios… Esos en los que escribió “Sí merezco abundancia” (además de  la red de corrupción de su marido).

Entendámosla, es que sí se merece la abundancia

Desde el Reino Unido y, según ella, en categoría de “refugiada”, Macías escribió una carta de 13 cuartillas en las que reclamó que el gobierno del sucesor de su marido esté incriminándola en delitos que “no cometió”, sin pruebas ni nada que confirme su relación con los delitos del exgobernador actualmente esperando la resolución de su juicio en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México. (Vía: El Universal)

Desde ahí la carta de Macías empieza mal: no es refugiada ni está bajo asilo político por la “persecución” de Yunes y la PGR, ya que, para serlo, el gobierno del país en el que actualmente reside debió de haber aceptado darle asilo… Así que, técnicamente, tan solo es una turista bastante incómoda para la Gran Albión.

Las cosas que reclama le sean regresadas fueron aseguradas el pasado 17 de febrero en una bodega en Córdoba, Veracruz. En ese lugar no sólo se encontraban obras de arte y retratos al óleo de la exprimera pareja, sino que, además, había silla de ruedas, despensas, útiles escolares y demás bienes que, supuestamente, debieron de haber sido repartidos entre población vulnerable del estado.

Macías acusa a la Fiscalía General del Estado y al gobernador Yunes de haber “sembrado” las sillas de ruedas “y otros elementos” para culparlos. (Vía: El Financiero)

En la carta enviada al gobernador actual, Macías aceptó que los diarios son de su propiedad, pero que han sido utilizados fuera de contexto y han sido leídos erróneamente: no es que mereciera abundancia material, sino que eran “reflexiones espirituales”:

“En dicha conferencia afirmó dicho señor Yunes que yo dibujé un mapa para mostrar propiedades en distintas partes del Mundo. Falso, una calumnia que denota la invasión de esferas en la que constantemente incurre. Expuso un diario privado propiedad de la suscrita y tergiversó afirmaciones de corte espiritual, pretendiendo dar un sesgo delictivo sin el menor escrúpulo…” (Vía: Animal Político)

En los diarios, que forman parte de la batería de evidencias con la que la Procuraduría General de la República (PGR) está realizando  las acusaciones contra su marido, Javier Duarte, ella misma (según los grafólogos de la PGR) escribió y trazó las redes de corrupción del gobierno duartista, detalló el día a día de reuniones sospechosas y las actividades que, en ningún mundo, deberían de haber ocurrido.

Básicamente, lo que acaba de hacer la “refugiada” se podría equiparar a que un ladrón pida que se le regrese el martillo con el que abrió la caja fuerte, porque tiene reflexiones personales muy queridas por él. ¡Ay, Karime!

Publicidad