Joe Corré quemará objetos punk valorados en 5 millones de libras

corre-punk

Este sábado 26, durante el 40 aniversario de Anarchy in the U.K., el hijo de Malcom McLaren y Vivienne Westwood, Joe Corré, quemará la colección de todos los objetos que le heredaron sus padres.

Todo comenzó cuando Corré, propietario de la marca de lencería Agent Provocateur, puso a la venta un vinilo original de Anarchy in the U.K. por eBay en un precio inicial de 6 mil libras, pero la pugna entre los usuarios hizo que el precio aumentara hasta más de las 60 mil libras. Fue en ese momento que Corré decidió quemar el sencillo:

“Objetos como este ya solo pueden tener importancia para un punk de pegatina, para mí desde luego que no. Así que ya se pueden ir despidiendo de ellos”. (Vía: PlayGround)

Después de esto, aseguró que tomaría todos los objetos que sus padres le legaron y que les prendería fuego, quizás en Chelsea, Brixton o Camdem.

La colección, además de discos de la época, también contiene piezas diseñadas por Westwood -pantalones del cantante Johny Rotten, prendas bondage diseñadas para que las vistiera él a los 10 años, entre otras-, e incluso grabaciones pirata de los conciertos de los Sex Pistols.

Esta colección tiene un valor aproximado de 5 millones de libras, aunque hay quien asegura que podría ser mucho más.

La Reina Isabel II decidió declarar al 2016 “El año del Punk” e instituciones como Roundhouse o el Museo de Londres le dedicaron homenajes al movimiento. Pero también en lugares como Barcelona hubo homenajes.

Durante una conferencia de prensa, Corré declaró en forma de denuncia: “En la época, el punk era odiado hasta tal punto que los Sex Pistols estaban prohibidos en la radio, se boicoteaban sus conciertos, y era casi imposible encontrar discos suyos en las tiendas” (Vía: PlayGround)

Esto quiere decir que, para él, las instituciones están homenajeando un movimiento que en los sesentas demonizaban, y como reacción a la institucionalización del punk, ha decidido que el único gesto esencialmente punk es prender fuego a cualquier pieza que pueda llegar a ser musealizada.

Su madre, Vivienne, dará un discurso durante la quema y Corré asegura que a su padre “la idea le hubiera parecido hilarante”. (Vía: PlayGround)