Wikileaks revela sistema de ciberespionaje de la CIA

CIA

El día de hoy, la plataforma Wikileaks filtró más de mil documentos que revelan gran parte de la estructura del sistema de ciberespionaje implementado por la CIA, el cual permite intervenir teléfonos, ordenadores y televisiones con internet, volviendo estos dispositivos micrófonos que pueden ser monitoreados por la agencia de inteligencia. Esta filtración se da en un contexto en donde existen tensiones entre la nueva administración de Donald Trump y las agencias de inteligencia, sobre todo por los informes emitidos por la CIA, la NSA y el FBI relacionados a los vínculos de varias personas cercanas a Trump, incluyendo a su yerno y principal asesor, Jared Kushner, con funcionarios del gobierno ruso, sobre todo con el embajador en Estados Unidos.

La obtención de estos documentos por parte de Wikileaks pone en evidencia fallas en la seguridad de la principal agencia de inteligencia de los Estados Unidos, ya que según el portal de Julian Assange, la CIA  “recientemente perdió el control de la mayoría de su arsenal de hacking, incluyendo software, virus maliciosos, troyanos, sistemas de control remoto y documentación asociada”, por lo que el archivo con la documentación parece ser que estuvo circulando de forma clandestina entre antiguos proveedores del gobierno, así como entre antiguos hackers, quienes fueron los encargados de proporcionar la información a la plataforma Wikileaks. Este hecho no es cosa menor, ya que se trata de la mayor filtración de documentos clasificados en toda la historia de la CIA y, además pone en evidencia no solo las violaciones a la privacidad operadas desde la agencia de inteligencia, sino que también la pone en un estado de vulnerabilidad ya que muestra los métodos y los sistemas utilizados para el espionaje, resultando en información valiosa para otras agencias de inteligencia.

Al rededor de 8,761 documentos filtrados están relacionados a una serie de archivos llamados  “año cero”, los cuales refieren a un sistema de alta seguridad aislada situado en el centro de la CIA de Langley, Virginia. Dicho sistema es una serie de herramientas y armas informáticas que le permiten a la agencia prácticamente intervenir cualquier teléfono con un sistema operativo producido en los Estados Unidos (IOS, Windows o Android); asimismo, en conjunto con la agencia de inteligencia de Reino Unido (MI6) desarrollaron un sistema capaz de intervenir televisores conectados a internet; el objetivo de ambas armas informáticas es utilizar los dispositivos como micrófonos con el fin de espiar las conversaciones de cualquier usuario.

Aunque la CIA se ha negado a hablar sobre los sistemas de espionaje exhibidos en esos documentos, hay especialistas que señalan que hay altas probabilidades de que la información contenida en estos sea fiable. Por su parte Wikileaks ha señalado que no ha revelado toda la información que tiene a su disposición, ya que hay documentos que todavía tiene que evaluar y analizar, por lo que busca llegar a un consenso sobre su contenido, el cual será publicado cuando se llegue a un consenso tanto sobre la naturaleza de la información, como de la forma en que deben de ser publicados.

Las técnicas de intervención que muestran estos documentos apuntan también a las aplicaciones de mensajería tales como Telegram o Whatsapp, en estas, el sistema se infiltra en las plataformas para obtener los contenidos antes de que su sistema de seguridad active la encriptación de los mensajes. Según Wikileaks, los documentos obtenidos comprenden un periodo que va de 2013 a 2016 y señalaron que se han eliminado algunos elementos de identificación relacionados a la maquinaria de ataque y sus objetivos en Estados Unidos, Europa y América Latina.

Como dijimos más arriba estas filtraciones agravarán el conflicto entre las agencias de inteligencia y la administración Trump, ya que en los últimos meses se han filtrado un sin fin de información proveniente de las agencias de seguridad. Recordemos las filtraciones publicadas recientemente relacionadas al ciberespionaje ruso en las elecciones de los Estados Unidos, que incluyeron el hackeo al correo de la candidata demócrata Hillary Clinton y por supuesto la utilización de plataformas de información como RT y Sputnik News como difusores de noticias falsas; con esta nueva filtración, seguramente el presidente Trump arremeterá de nuevo contra las agencias de inteligencia de su país acusándolas no solo de ineficientes, sino también de fraguar un complot en su contra, ya que en días pasados señaló a la CIA de haber plantado micrófonos en la oficina oval en contubernio con el ex presidente Obama. (Vía: Independent)