¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Mataron a su padre tras años de abuso, ahora ellas podrían ir a la cárcel

Hace un par de años en Rusia se despenalizó la violencia doméstica
Mataron a su padre tras años de abuso, ahora ellas podrían ir a prisión

Tres chicas podrían pasar hasta 20 años de prisión por haber asesinado a su agresor sexual quien también era su padre. Las mujeres rusas han estado en arresto domiciliario desde 2018, año en que mataron al hombre de 57 años.

María Krestina y Angelina sufrieron una larga historia de violencia intrafamiliar por parte de su padre Mijalil Khachaturya. Durante tres años el sujeto ejerció  tortura física y sexual en contra de sus hijas.

Las evaluaciones psiquiátricas de las menores confirmaban estrés postraumático y aislamiento.

El 27 de julio del 2018 el padre ordenó a cada una de sus hijas ir hacia su habitación. Una vez en la pieza el hombre regaño a cada una por separado por no haber limpiado de manera adecuada los dormitorios de la casa.

Mijalil Khachaturya no sólo regañó a sus hijas, sino que les arrojó gas pimienta en la cara. Más tarde, cuando el hombre estaba dormido las tres jovencitas le proporcionaron 30 puñaladas a lo largo del cuerpo.

Cerca de 300 mil personas han firmado una petición a favor de su liberación, ya que las tres chicas habrían actuado en defensa propia.

Las chicas llamaron a la policía, desde ese día han estado detenidas bajo arresto domiciliario, ya que en ese año tenían 17, 18 y 19 años de edad.

Fueron acusadas por “conspiración para asesinar en grupo”.

“Los fiscales insisten en que el asesinato de Khachaturyan fue premeditado, ya que él estaba dormido y las hermanas coordinaron el ataque, robando el cuchillo esa mañana. Argumentan que el motivo fue la venganza“. (Vía: BBC)

Si son declaradas culpables podrían enfrentarse a un pena de 20 años de cárcel, sus abogados señalan que la investigación del caso confirmó el abuso intrafamiliar.

Inclusive un vecino que atestiguó diversos episodios de violencia intentó llamara a la policía, sin embargo, sus denuncias fueron minimizadas.

Según datos del Ministerio de Asuntos Internos ruso, el  40% de los delitos violentos ocurren en el seno de la familia. El Gobierno también estiman que alrededor de 14 mil mujeres mueren al año a manos de sus parejas. Pero, ante la inacción del Estado, las organizaciones internacionales creen que la cifra puede ser mayor“. (Vía: France 24)

Este caso alerta e indigna a las personas sensibilizadas con la libertad y el respeto de los derechos humanos de las mujeres.

Sin embargo, debemos de recordar que hace un par de años Vladimir Putín promulgó una ley que despenaliza la violencia doméstica.

“La ley rusa establece que el agresor o agresora no será acusado de delito con inflexiones que causen dolor físico, lesiones, moretones o heridas superficiales a la víctima, sólo se considerará una falta administrativa”. (Vía: Noticieros Televisa)

Sólo si el agresor reincide, será procesado y castigado, sien embargo, la víctima necesita demostrar las agresiones. En ello radica la importancia de las leyes que amparan tanto a las mujeres como a los menores de edad contra a violencia de género.

Con información de BBC