Vejaciones denunciadas por Lilian Tintori son un “show planificado”: Diosdado Cabello

Diosdado Cabello publicó audios y videos de Leopoldo López y Lilian Tintori planificando una estrategia de medios.
Cabello

El diputado venezolano por el estado de Monagas, Diosdado Cabello Rondón, publicó audios y videos del encarcelado coordinador nacional del partido Voluntad Popular, Leopoldo Eduardo López Mendoza y su esposa, Lilian Adriana Tintori Parra, el que, según él, muestran que las denuncias de Tintori de que había sufrido vejaciones en la cárcel al visitar a su marido, son parte de un “show planificado”Tintori Parra había denunciado que en una requisa, mientras se disponía a visitar a su esposo en prisión, recibió un trato degradante.

“Me hicieron quitar los pantalones, la franela, el sostén, las pantaletas. Les dije que tenía la menstruación y me dijeron que me quitara las pantaletas y me quitara el modes (toalla higiénica)”, declaró Tintori a periodistas.

Tintori y la madre de López Mendoza, Antonieta Mendoza, quien también la acompañaba, declararon que dos mujeres militares realizaron la requisa y estas les solicitaron que abrieran las piernas delante de los hijos de López Mendoza. En uno de los audios dados a conocer por Cabello Rondón este miércoles, se oye lo que parece ser una conversación entre Tintori y López planeando una estrategia de comunicaciones para denunciar supuestas violaciones de sus derechos.

En otro ese escucha una aparente discusión entre Tintori y el coronel que dirige la prisión, Jose Viloria Sosa, sobre las horas de entrada al presidio y un reclamo de ella por el último lugar de confinamiento que ocupa López en prisión y que considera degradante. Diosdado también dio a conocer este miércoles videos en los que se ve a Tintori y a su familia entrar a la cárcel.

“Vamos a mostrar cómo dan la orden de emprender esta campaña internacional contra el coronel Viloria, que no es a él solamente, sino a la patria”, dijo el diputado venezolano al presentar el material audiovisual.

Leopoldo López fue condenado en septiembre a más de 13 años de prisión por supuesta incitación a la violencia durante las protestas antigubernamentales de 2014, que dejaron 43 muertos y cientos de heridos.