¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Desarrollan vacuna contra cáncer de mama, estará disponible en menos de diez años

La vacuna para prevenir el cáncer de mama podría ser accesible en menos de diez años
En Clínica Mayo desarrollan una vacuna contra el cáncer de mama

En la Clínica Mayo de Jacksonville, Florida se ha creado una vacuna contra el cáncer de mama, que podría detener la recurrencia del cáncer y, además, prevenir que se desarrolle en primer lugar. Se estima que dicha vacuna esté disponible en los siguientes ocho años para el público en general. 

Te recomendamos: Las peores campañas en el Día Mundial del Cáncer de Mama

La investigación se encuentra todavía en las primeras fases de investigación. Tomará por lo menos tres años para que llegue a la tercera fase donde será accesible en un modo experimental.

Sin embargo, los inmunólogos de Mayo ya han creado dos tipos de vacunas: para el cáncer del seno triple negativo y el seno positivo HER2. Igualmente, se encuentran trabajando en una tercera contra el carcinoma ductal in situ o DCIS. Ésta última es la causa de que 300,000 nuevos casos lleguen cada año a oncólogos estadounidenses.

El investigador Keith L. Knutson comentó que esperaban que, dentro de ocho años, la vacuna ya esté disponible para los pacientes a través de su doctor de cabecera o la farmacia. En una entrevista con Forbes, aseguró:

“Sabemos que son seguras. Sabemos que estimulan al sistema inmunológico. Sabemos que han tenido un impacto positivo en cáncer de ovario y de mama. No hemos visto ninguna respuesta adversa fuera de la irritación común en las vacunas por gripe. Ahora tenemos que convencer al FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) a través de estudios rigurosos que estamos viendo lo que estamos viendo”. 

Uno de los principales impedimentos para dicha investigación es el costo. La segunda fase del estudio puede costar entre 12 y 20 millones de dólares. Si logran avanzar a la tercera fase, ésta costaría el doble. Por ahora, la investigación está funcionando gracias a una beca del Departamento de Defensa. El interés es estimular al sistema inmunológico para que éste pueda deshacerse de las células cancerígenas.

Con información de Forbes.