Cómo Uruguay controló el coronavirus sin reprimir a nadie

En lugar de hacer una cuarentena obligatoria, el gobierno uruguayo ha señalado que las medidas a tomar frente al Covid-19 tienen en cuenta la libertad de los individuos.

En Uruguay, desde que inició la emergencia sanitaria ante la pandemia de coronavirus, las medidas que se tomaron para evitar los contagios entre la población fueron muy distintas a las de otros países: en lugar de implementar una cuarentena obligatoria, en ese país se optó por confiar en la responsabilidad de ciudadanas y ciudadanos.

También te recomendamos: Según la OMS, Covid podría no transmitirse mediante objetos

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo. Ese día se cerraron las fronteras y se suspendieron las actividades no esenciales, las clases y los eventos masivos. También se inició la “Operación todos en casa” para repatriar a todos los ciudadanos uruguayos que quedaran varados en el extranjero en medio de la pandemia.

A pesar de la presión de la oposición y de la insistencia por hacer obligatoria la cuarentena, en Uruguay el gobierno optó por apelar a la responsabilidad de la ciudadanía y se recomendó que permanecieran en casa.

Conteo de casos de Covid-19 en Uruguay hasta el 18 de mayo. (Imagen: elpais.com.uy)

El gobierno uruguayo ha señalado desde el principio que las medidas tomadas ante la pandemia de coronavirus tienen en cuenta en todo momento la libertad de los individuos. De acuerdo con Infobae, el país reinició poco a poco sus actividades desde principios de mayo. Algunas actividades comerciales se reanudaron y 400 obreros volvieron al trabajo.

“Si se toman los recaudos, si se aplica el distanciamiento social y se usa tapaboca, salir no está desaconsejado”, dijo Lacalle Pou. “Cuando pasa el tiempo la gente comienza a sentir las consecuencias del aislamiento”.

A mediados de abril, algunas escuelas de zonas rurales reabrieron sus puertas y reiniciaron las clases, no sin antes ser desinfectadas y aseguradas para que se cumplan las indicaciones de reducción de contagios. Sin embargo, padres y madres pueden decidir si quieren o no volver a enviar a sus hijos a la escuela, pues la asistencia no es obligatoria.

Actualmente, informa El País Uruguay, en ese país suman 887 pruebas positivas y 737 personas contagiadas de Covid-19 en todo el país. Hasta este lunes se reportaban 20 defunciones.