A 48 horas de que el gobierno estadounidense se quede sin dinero, Trump tuitea del muro

En medio de una crisis presupuestal y de gobierno, a menos de 48 horas de enfrentar un colapso, Trump está tuiteando sobre México, sobre el muro y, como de costumbre, se vale de todas las mentiras de siempre.

El gobierno estadounidense está a menos de 48 horas de apagarse: no hay dinero porque el presupuesto del 2018 no ha sido negociado gracias a las necedades de Donald Trump. Mientras que los demócratas buscan reactivar el plan Plan de Acción Diferida para Menores Migrantes (o DACA, por sus siglas en inglés) y el servicio de salud para niños (CHIP); cierto sector del partido republicano intenta cancelar por completo cualquier plan migratorio y construir el mentado muro fronterizo con México, mientras, la dirigencia republicana no sabe bien a bien qué hacer o cómo negociar con miembros de su propio partido y con los demócratas.

A finales del año pasado, las dos fuerzas dentro de la Casa de Representantes y el Senado de los Estados Unidos llegaron a un acuerdo frágil: ampliar el plan presupuestal del 2017 para que cubriera hasta el 19 de enero a la medianoche para, así, no provocar un paro laboral del Gobierno Federal el pleno 31 de diciembre. (Vía: Vox)

Las mentiras que utiliza como muletas en Twitter están de más desmentirlas, pero es necesario hacerlo. El comentario de que “México es el país más peligroso del mundo” no sólo es una mentira, sino un parafraseo vago (y mal hecho) de un estudio lanzado el año pasado; en éste, sin una metodología clara y fallando en muchos niveles, un instituto de investigación inglés llegó a la “conclusión” de que México estaba sólo debajo de Siria en cuanto a violencia y asesinatos.

El reporte fue desacreditado por diversos investigadores y expertos en seguridad en México, así como por las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores (aunque, bueno, esas desacreditan todo solitas). (Vía: The Guardian)

Trump ha hecho una constante de su gobierno y de su “comunicación social” golpear a México o cualquier otro país que representa en su cerebro racista y xenófobo (y el de muchos de sus seguidores) una amenaza real para desviar conversación mediática: en vez de que los medios hablaran de la crisis de gobierno que enfrenta su administración, esta mañana despertaron dando un repaso por sus tuits.

Al menos nos queda el consuelo de que en todos los países hay idiotas útiles.

Publicidad