Trump y Kim Jong-un se reunirán en mayo

En persona, en vivo, en carne y hueso, a todo color, Full HD 4D: así será la reunión entre las dos personas que más han contribuido al desorden mundial en los últimos años: Donald Trump y Kim Jong-un. Los dos mandatarios se reunirán en mayo y desde ahora adelantamos que esa reunión solo puede salir muy bien o muy mal. (Vía: RT)

“Esta podría ser una ocasión soñada tanto para Corea del Norte como para Trump”.

Todo empezó hace unos días cuando Corea del Norte le pidió amablemente a Corea del Sur que por favor le dijera a Estados Unidos que la nación asiática estaba dispuesta a sentarse a hablar de desarme nuclear. 

La misiva de los norcoreanos llegó a las manos de Trump por medio de un grupo de emisarios de Corea del Sur que hoy visitaron la Casa Blanca. Ahora mismo, el presidente de los Estados Unidos ha confirmado la información y ha aceptado reunirse con el mandatario de Corea del Norte. (Vía: ABC)

Aunque la fecha aún no está programada, se ha confirmado que ambos mandatarios se reunirán en mayo.

¿Qué podría pasar en esa reunión?

Esta podría ser una ocasión soñada tanto para Corea del Norte como para Trump. Mientras el pequeño país asiático podría sentarse en la mesa de los mayores a base de berrinches atómicos, Trump se las podría dar de gran estadista.

Kim Jong-un podría sacar provecho económico de sus alardes nucleares y prometer ya no fabricar ni poseer armas de destrucción masiva (aunque muchos duden aún qué clase de armas tiene y para qué las podría usar).

 

Por su parte, Donald Trump podría restaurar un poco de la confianza perdida. Con una negociación exitosa, acaso dejaría de ser visto como un bravucón incapaz de jugar a la diplomacia. 

No sabemos ustedes, pero en esta redacción nos preguntamos si terminarán haciéndose grandes compadres y si una eventual amistad sería buena para el mundo. ¿Le conviene al mundo que estos dos se junten?