Taiwan tiene su primera presidenta

Tsai Ign-wen, candidata del Partido Democrático Progresista, ganó las elecciones en Taiwan y se convirtió en la primera presidenta de aquel país.

Tsai Ign-wen, candidata del Partido Democrático Progresista, ganó las elecciones presidenciales realizadas recientemente en Taiwan. Tras su victoria, ella será la primera presidenta de aquel país. Su contrincante más fuerte, Eric Chu, del partido conservador Kuomitang reconoció su derrota cuando sólo se había contabilizado el 75% de las votaciones. A pesar de que el proceso de conteo en el rango legislativo no ha finalizado, se espera que el PDT obtenga mayoría de escaños también en el parlamento.

La nueva alta mandataria, de 59 años de edad, ha declarado que hará lo posible por mantener la relación con China tal cual está (a partir de 1949, este último país considera a Taiwan una isla rebelde y ha realizado esfuerzos armados por reunirla al resto). Se espera que con la entrada de Tsai al poder, las relaciones comerciales de Taiwan se transformen no sólo al interior del continente asiático, sino también hacia el exterior, debido a que esta nación mantiene sociedades mercantiles con países de América Latina y el Caribe.

El gobierno estadounidense emitió un comunicado para felicitar a la triunfante candidata y para externar su afán de “fomentar nuestros intereses comunes y reforzar la relación no oficial entre EE. UU. y el pueblo de Taiwan” (vía Telesur).

Las elecciones ocurrieron en un ambiente de fuerte controversia. En semanas pasadas, una integrante de un grupo subcoreano de música pop, llamada Tzu-yu, ofreció disculpas públicas por haber ondeado una bandera de Taiwan en un espectáculo. En su disculpa, la adolescente de 16 años lee un papel que dice:

“Lo siento. Debería haber pedido perdón antes, pero no sabía cómo enfrentarme a todos vosotros. Sólo hay una China. Ambos lados en el estrecho de Formosa pertenecen a la misma entidad. Estoy orgullosa de ser china. He cometido un error, hice daño a los sentimientos de la gente y por eso me he retirado de la gira en China para reflexionar sobre mi actitud” (vía El Mundo).

La ahora presidenta dijo al respecto que un ciudadano de Taiwan no debería ser reprimido en ningún sentido por mostrar la bandera de su propio país. Nos mantendremos informados de sus políticas exteriores por lo que podrían significar en el orden económico mundial.