Se reactivará el viejo servicio de inteligencia ruso: la KGB

De acuerdo con la información del diario ruso Kommersant, Rusia planea reactivar el Comité de Seguridad del Estado, mejor conocido como KGB, al hacer una reestructuración completa del servicio de seguridad e inteligencia del país.

 

El Ministerio de Seguridad del Estado (MGB por sus siglas en ruso), será creado del actual Servicio Federal de Seguridad (FSB) e incorporará al Servicio de Inteligencia Extranjera (SVR), así como al Servicio de Guardia Federal de Rusia (FSO). (Vía: The Telegraph)

Se prevé que el MGB comience a operar antes de las elecciones presidenciales de 2018 en Rusia y, de acuerdo con el diario The Telegraph, esto podría asegurar a Vladimir Putin un cuarto mandato y con lo que se mantendría en el poder hasta el 2024.

Putin trabajó como espía de la KGB en Alemania del Este, y más tarde dirigió el FSB antes de ser presidente. (Vía: ABC News)

Según la información dada a conocer por fuentes que prefirieron quedarse en el anonimato, el nuevo Ministerio contará con múltiples facultades similares a las que una vez poseyó la principal agencia de inteligencia secreta en la Unión Soviética, conocida como KGB. (Vía: The Telegraph)

Estos cambios concederán al nuevo Ministerio poderes no sólo para llevar a cabo investigaciones criminales, sino también para darle la supervisión de procedimiento sobre los casos gestionados por otras instancias de seguridad de Rusia. Lo que significa que se reducirán los poderes de los principales órganos de investigación de ese país que ahora supervisan los juicios políticos.(Vía: ABC News)

Estas medidas harán que el nuevo ministerio sea la estructura de seguridad más poderoso del país. Este grado de poder que se otorga a una sola institución, recuerda a la época soviética en la que operaba el KGB.

La historia del Comité se remonta al año 1917 en que fue fundado con el nombre de Cheka. Éste fue el aparato de seguridad durante el mandato de Joseph Stalin. Cuando el mandatario falleció, se renombró como Comité de Seguridad del Estado. Más tarde, fue disuelto en 1991 cuando la Unión Soviética cayó, y en su lugar quedó el FSB, una institución reducida que permitió distribuir responsabilidades entre diversas instancias. (Vía: The Telegraph)

De acuerdo con el diario ABC, el KGB actualmente es sinónimo de espionaje y represión política, que llevó a un estado policial en el cual se operaba la vigilancia masiva y se perseguía a los disidentes.