Se le cae el cuento a Herbalife

200

La empresa Herbalife, dedicada a la venta de suplementos vitamínicos y productos adelgazantes, deberá pagar 200 millones de dólares a algunos de sus distribuidores en Estados Unidos, por haber recurrido a prácticas engañosas. Tras dos años de investigación, la Comisión Federal de Comercio del país del norte informó en un comunicado, que la empresa podrá seguir operando, siempre y cuando pague esa cantidad a los consumidores/distribuidores a los que prometió ganar fuertes sumas de dinero que, simplemente, nunca llegaron.

Herbalife también deberá realizar una reestructuración de su sistema comercial, pues hasta ahora se financiaba a través de un sistema piramidal ilegal y “desleal”. Además de tener que comprar sus productos, los vendedores debían reclutar a otros vendedores que también terminaban funcionando como consumidores de la empresa.  Y la comisión monetaria para todos ellos nunca correspondió con la demanda real de la compra minoritaria de los productos.

Pese a dedicar largas horas de trabajo y grandes inversiones, las ganancias fueron muy escasas o nulas. Nada que ver con las promesas de ingreso que la empresa les había ofrecido. El análisis de la Comisión demostró que  los “líderes de venta” de Herbalife recibieron, en 2014, menos de 300 dólares  como recompensa de pagos. (Vía Sin embargo)

Pero las acciones de Herbalife en la Bolsa de Valores (Wall Street), mantenía incrementos superiores al 20%, pues el regulador comercial no consideraba el engaño piramidal en el que este crecimiento se basaba.

Desde ahora los pagos de la  empresa a sus distribuidores deberán ser por las ventas y no por los reclutamientos de otros vendedores. Asimismo, se le ha exigido pagar a un auditor para que vigile sus operaciones durante los próximos 7 años.  La presidenta de Comisión Federal de Comercio, Edith Ramírez, añade en el comunicado:

“Herbalife va a tener que empezar a operar legítimamente, limitándose a efectuar declaraciones veraces con respecto a la cantidad de dinero que podrían ganar sus miembros.”

Con este nuevo acuerdo se prohíbe a la empresa engañar a sus distribuidores, diciendo que, trabajando en ella, pueden “dejar sus empleos o trabajos” y disfrutar de un estilo de vida lujoso. Nunca más deberá generarles falsas expectativas sobre sus ganancias o ingresos. (Vía ABC España)

En el Estado de Illinois, Estados Unidos, Herbalife también deberá pagar 3 millones de dólares a distribuidores que son miembros de la empresa desde 2009 y que se han visto afectados por su forma de operación. Se ha informado que quienes aún no han presentado una queja formal en la oficina del Procurador de Illinois, tendrán 60 días para hacerlo. La activista de la Liga de Ciudadanos Americanos Latinos, Julie Contreras, expresó:

“La justicia llegó porque cada una de las víctimas tuvo el valor de llenar sus aplicaciones a la queja oficial y estar adentro de esta iglesia con el gobierno federal para dar sus testimonios mientras que Herbalife los amenazaba con la migra.” (Vía Sin Embargo)

Sopresivamente, Herbalife se ha limitado a sostener, a través de un comunicado, que el acuerdo al que se ha llegado con las autoridades comerciales de Estados Unidos es positivo, porque que supone el reconocimiento de que su modelo de negocios es “sólido”, aunque considera que muchas de las acusaciones en su contra son “incorrectas”.

 

Publicidad