Se abre proceso de juicio político contra Dilma Rousseff

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó la realización de un juicio político contra la presidenta del país, Dilma Rousseff.

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó la realización de un juicio político contra la presidenta del país, Dilma Rousseff. De acuerdo con el coordinador del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra, la situación antes de la decisión tomada por el parlamento esta tarde era la siguiente:

El país vive una grave crisis económica, política, social y ambiental, y en ese contexto la corrupción es parte del modus operandi histórico de una burguesía que siempre se apropia de los recursos públicos en provecho de sus empresas o personal (vía La Jornada).

La mejor vía para salir de esa situación sería llegar a una asamblea ciudadana, cuya existencia resultaría impensable sin el juicio político acordado hoy. En concreto, la presidenta deberá ofrecer explicaciones a la acusación de presuntos delitos en los manejos de las cuentas públicas que corre en su contra.

La presidenta Rousseff […] permanecerá en el cargo hasta que el Senado, la siguiente y definitiva instancia en el juicio político, apruebe o rechace en las próximas semanas el proceso (vía La Jornada).

Si el Senado aprueba en esta semana abrir una proceso de impugnación, la alta mandataria cederá funciones durante, al menos 180 días, mientras tiene lugar su juicio. Mientras tanto, el viceresidente Michel Temer, gobernante del Partido de Trabajadores, asumiría sus funciones.

La discusión llevada a cabo esta tarde en la Cámara de Diputados brasileña se dividió en dos grandes bloques: los que apoyaban el juicio político y la destitución de la presidenta “por el bien del país” y los que consideraban tales hechos un golpe de estado disfrazado.