Primera dama de Colombia votó con unos jeans que decían ‘fake news’

En todas partes se cuecen habas de fake news; no solo las elecciones en Estados Unidos o las mexicanas son inundadas por información falsa y escandalosa. También las elecciones en Colombia están colmadas de noticias falsas cuyo único fin es desacreditar a los candidatos y a las instituciones. Acaso por eso María Clemencia de Santos, primera dama, acudió a votar portando unos peculiares jeans que tenían la leyenda “fake news“. 

Nadie en Colombia quedó indiferente a los pantalones de mezclilla que portaba Tutina de Santos, sobre todo si se toma en cuenta que suele ser muy respetada en el ámbito de la moda por su forma de vestir. No es de sorprender que hubiera usado justamente la moda como una forma de protesta. 

Las opiniones sobre su atuendo son divididas; están desde los que captaron una clara protesta hasta los que simplemente alaban su outfit sin reparar demasiado en el mensaje contenido en la franja lateral de los pantalones.

Y es que las fake news colombianas alrededor de las elecciones presidenciales seguro les recordarán las que circulan en México. Según el sitio El Heraldo, entre los títulos sensacionalistas que circulan estos días están “bolígrafos que dan los jurados de votación son borrables”; “La tarjeta electoral del 27 de mayo tendrá dos casillas de voto en blanco”; “Tarjetón para la consulta anticorrupción”; “Los votos de Vivian Morales irán para Iván Duque”.

Este domingo 27 de mayo la primera vuelta electoral se la llevó el uribista Iván Duque, con un 39.13% de los votos. Lo cual es una amplia mayoría, pero está lejos de ser el 50% necesario para ser declarado ganador durante la primera vuelta. Fue seguido del candidato de izquierda Gustavo Petro, quien alcanzó un 25.09% de los votos.

La diferencia de votos entre ambos candidatos fue de 2,7 millones, en una elecciones que tuvieron un récord de participación. El 53.31% del electorado acudió a las urnas, cuando en anteriores elecciones no acudía siquiera el 40%. (Vía: El País)

Tanto el uribista Duque como el ex alcalde de Bogotá, Petro, tienen como paltaforma de campaña romper radicalmente con el gobierno de Santos. Aunque Duque ha declarado que no busca romper con los tratos de paz que alcanzó Colombia durante el mandato de Santos, sí dijo que busca modificaciones. Ambos candidatos tendrán que hacer muchísimo para ganarse al centro de cara a la segunda vuelta presidencial.

Por lo pronto, mientras dos candidatos con visiones opuestas de lo que debe ser Colombia se alistan para la segunda vuelta electoral, la primera dama se llevó las votaciones con una variopinta forma de protesta.