Rusia mantuvo contacto con el equipo de Trump durante su campaña

Durante su campaña, en múltiples ocasiones la excandidata presidencial por los Estados Unidos, Hillary Clinton, hizo diversos señalamientos sobre la relación entre su contrincante republicano, Donald Trump, y el gobierno ruso, al punto de declarar que el ahora presidente electo era tan sólo una marioneta de Vladimir Putin. A pesar de que Trump negara una y otra vez que esto fuera cierto, este jueves se dio a conocer que el gobierno ruso sí mantuvo contacto con miembros del equipo político del candidato republicano, durante su campaña. (Vía: Reuters)

El vicecanciller Sergei Ryabkov aseguró que, de hecho, sí hubo comunicación y agregó: Obviamente, nosotros conocemos a la mayoría de la gente que lo sigue. Esas personas siempre han sido parte del centro de atención de EE.UU. y han ocupado altos cargos en ese país. No puedo afirmar que ha sido con todos, pero varios de ellos se han mantenido en contacto con representantes rusos”, y agregó, “hemos comenzado a considerar maneras para establecer canales más formales y construir el diálogo con la futura administración de Donald Trump.” (Vía: The Washington Post)

La vocera del estadounidense no dio una respuesta inmediata a estas declaraciones. Tampoco la dio el FBI, quien anteriormente abrió una investigación preliminar debido a las declaraciones que supuestamente ligaban al republicano y miembros de su equipo a tratos dudosos con los rusos.

Tras conocerse que el próximo presidente de los Estados Unidos sería el empresario Donald Trump, el parlamento ruso rompió en aplausos y, más tarde, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, felicitó al magnate estadounidense y aseguró que su país estaba listo para restablecer los lazos que durante mucho tiempo estuvieron rotos entre ambos países. (Vía: Reuters)

Por su parte, el analista político Sergei Markov se mostró satisfecho por el resultado de las elecciones estadounidenses y argumentó que la presidencia de Trump podría al fin traer acuerdos a ambos países sobre el tema de Siria, en el que, hasta el momento, sus posiciones eran contrarias. Asimismo, aseguró que este resultado traería menos apoyo de parte del gobierno estadounidense a “los grupos terroristas en Ucrania”.

Por otra parte, sobre las acusaciones que la administración de Obama hizo acerca de que las autoridades rusas habían interferido en las elecciones al hackear las cuentas de correos electrónicos de miembros del partido republicano, Markov, sin admitir que esto fuera totalmente cierto, agregó: “quizá sí ayudamos un poco a WikiLeaks.” (Vía: The Guardian)