Queen le prohibe a Donald Trump utilizar su música

Donald

Los músicos de  Queen protestaron porque Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, ha utilizado su música durante los últimos días. Hace un par de semanas Brian May, guitarrista del grupo, publicó una carta con la que respondía a los fans que se encontraban angustiados, por creer que la banda apoyaba la política discriminatoria de Trump.

Los fans expresaron su molestia tras escuchar la canción más legendaria de la banda, We are the champions, durante los mítines de campaña del republicano. En la carta publicada en su blog, Brian May afirmó que no se solicitó ni se dio el permiso para utilizar la canción, y agregó:

“Estamos informándonos sobre las medidas que podemos tomar para asegurar que no continúen usándola. Independientemente de nuestros puntos de vista sobre la plataforma del señor Trump, siempre ha estado en contra de nuestras reglas el permitir que la música de Queen sea utilizada como herramienta de campaña política. Nuestra música encarna nuestros propios sueños y creencias, pero es para que todos los que quieran puedan escucharla y disfrutarla.” (Vía El Universal)

La polémica entre la banda y Trump se revivió el martes pasado, durante la Convención Republicana en Cleveland,  cuando, como una estrella de rock, Trump apareció en medio de luces y humo, mientras al fondo sonaba, nuevamente, We are the champions. De inmediato los músicos de Queen expresaron su rechazo a través de su cuenta de twitter.

A la protesta de los fans se sumó la de la Gavin Newson, vicegobernador de California, quien lamentó que la canción escrita por el líder y vocalista de la banda, Fredy Mercury, fuera utilizada en una convención que “adoptó la plataforma más anti-LGBT.” Para Newson esto representa un insulto terrible a los propósitos con los que fue escrita, considerando que Freddie Mercury fue homosexual.

“No estoy seguro de lo que Freddie Mercury pensaría si le dijeran que su música sonaría en la RNC, pero lo que sí sé es que si no fuera una estrella de rock famosa, probablemente hubiera sido recibido por un muro, un muro muy alto, porque él representaba todo lo que a Mike Pence y a Trump les da miedo.” (Vía Univisión)