Por qué los conservadores repudiaron a Quentin Tarantino

Conservadores en EE.UU. atacaron al cineasta Quentin Tarantino porque participó en una manifestación en Nueva York. ¿El motivo? No quiere ver más personas asesinadas sin sentido por la policía.

Al director de Pulp FictionKill Bill y Inglorious Basterds lo acusan de odiar a los policías. Todo porque Tarantino protestó en contra de la brutalidad policiaca que ha asesinado a varios ciudadanos estadounidenses en los últimos meses.

Antes de tomar posturas precipitadas, veamos qué es lo que realmente hizo para ser señalado como police-hater. En la protesta que participó, que tuvo lugar en Nueva York, Tarantino tomó el micrófono un momento para decir:

“¿Qué estoy haciendo aquí? Estoy aquí porque tengo una consciencia humana. Y cuando veo un asesinato, no puedo pasarlo por alto y tengo que llamar asesinato al asesinato; y tengo que llamar asesinos a los asesinos“

Esto en referencia a casos como los de Walter Scott (a quien le dispararon después de detenerlo por tener una luz de freno rota en su coche), Eric Garner (quien murió de asfixia en un arresto por un delito que no cometió) o Tamir Rice (un niño de 12 años al que le dispararon por jugar con una pistola de juguete).

La respuesta de los grupos conservadores estadounidenses no se hizo esperar. El republicano Ted Poe salió a decir que la retórica de odio de Tarantino fomenta la violencia contra la policía; llamarlos asesinos, remató, produce confrontaciones y falta de respeto a la ley. Poe es el mismo que quería obligar a los familiares de los soldados muertos en combate a tener ceremonias cristianas, independientemente de su religión. También fue uno de los principales impulsores del birther movement, que con fuertes tintes racistas, intentaba demostrar que el presidente Barack Obama no había nacido en Estados Unidos.

Los sindicatos de policías en el país del norte han llamado a “boicotear“ las películas del cineasta, porque según ellos, odia a la policía. Tarantino respondió reafirmando su postura, y agregó que no odia al cuerpo policiaco. Finalmente aseguró:

“Es mucho más fácil fingir enojo y empezar una discusión con una celebridad que enfrentar el hecho de que los ciudadanos han perdido la confianza en ellos“

Llamar asesinos a algunos policías que mataron civiles sin ninguna razón no es lo mismo que llamar asesinos a toda la policía, ¿cierto? ¿Será que algunos prefieren crucificar a un cineasta antes que resolver sus graves problemas con la ciudadanía?