Pareja tenía en cautiverio a sus 13 hijos, algunos encadenados

En Riverside, California, la Policía local llegó a la casa de David Allen Turpin y Louise Anna Turpin el pasado 14 de enero, luego que una menor de aparentemente 10 años pidiera auxilio. Ahí encontraron a 12 personas, de entre 2 y 29 años, de las cuales algunas estaban encadenadas y encerradas en cuartos oscuros.

La supuesta niña que le llamó a la Policía era una de las hijas de David y Louis, señala el corporativo local de ese condado. En realidad tiene 17 años y al momento de que los agentes la entrevistaron se percataron de su aspecto demacrado. Ella pudo marcar al número de emergencia gracias a que escapó de la casa en Muir Woods Road con un celular que se llevó del domicilio.

El comunicado del condado señala que varios de los hijos estaban en cadenas y candados en sus camas. También estaban desnutridos y en una pobre situación higiénica.

La Policía se sorprendió de que siete de los cautivos tenían entre 18 y 29 años, pues cuando la joven denunció la situación. Originalmente pensaban que todos eran menores de edad.

Tanto David como Louis, de 57 y 49 años, respectivamente, fueron detenidos cuando no pudieron dar una razón lógica sobre la situación en la que encontraron a sus hijos.

Todas las víctimas fueron llevadas a la estación de Perris, en Riverside. Tanto atención para menores como para adultos llegó a asistir a las personas rescatadas y se les dio de comer, debido a que, señalaron, estaban hambrientos.

Los seis menores fueron trasladados al Riverside University Hospital System para recibir atención médica, mientras que sus hermanos adultos fueron al Corona Regional Medical Center para ser evaluados y ser tratados.

David y Louis fueron llevados a un centro de detención y acusados por tortura y maltrato infantil. Les dieron fianza, pero en nueve millones de dólares a cada uno.

Buzzfeed News apunta que David estaba registrado en California como director de una escuela ubicada en la misma calle donde encontraron a sus hijos. El medio agrega que no se sabe cuánto tiempo estuvieron las víctimas en esas condiciones.